La Policía Municipal desaloja una fiesta con 26 menores que consumían alcohol en Chamberí

Denuncia realizada por la Policía Municipal de Madrid
Denuncia realizada por la Policía Municipal de Madrid

La Policía Municipal de Madrid ha desalojado en el distrito de Chamberí un local con menores y donde se vendía alcohol y tabaco y otro con sobreaforo y problemas de seguridad.

El primer caso se detectó a las 21 horas del sábado, cuando agentes locales inspeccionaron una discoteca situado en la calle Fernando de los Ríos. Al llegar vieron que ambas puertas del local estaban totalmente abiertas. Dentro había 26 menores de edad, cuando el local tiene prohibida su entrada.

300 euros la entrada

Los asistentes a esta fiesta contaron a los agentes que habían alquilado el local por Internet, por lo que habían pagado una reserva de 100 euros y luego otros 200 al llegar. Además, los funcionarios encontraron dentro una máquina tragaperras B1 y otra de tabaco que no presentaba documentación ni tampoco seguro de responsabilidad civil.

Aunque había en el local numerosa cantidad de alcohol, durante la inspección no vieron a ningún menor consumiéndolo. Los policías avisaron a los padres y levantaron acta por la Ley de Espectáculos Públicos y Actividades Recreativas, que llevan aparejadas las correspondientes sanciones.

Los mismos agentes practicaron otra intervención similar esa misma noche, ya a las 3.40 hora del domingo, en un local de ocio nocturno en la calle Bretón de los Herreros, tras recibir una denuncia de vecinos por ruidos molestos.

Cuando llegaron al local, que tiene licencia de restaurante-espectáculo, comprobaron que tenía un aforo autorizado de 165 personas, cuando había dentro 228 individuos. Además, a pesar de que el establecimiento tiene dos plantas, todos estaban en el sótano, que mide 137 metros cuadrados.

Aglomeración

Allí observaron gran aglomeración de público y dificultad ambulatoria, por lo que los agentes procedieron a desalojar el local en torno a las 4.50 horas. Además, encontraron graves deficiencias de seguridad, puesto que la salida de emergencias estaba bloqueada con cajas de bebidas y la escalera que da a la planta baja estaba obstruida por un cubo de basura y distintos enseres.

Asimismo, los policías comprobaron que tenían una pérgola con luces pero sin proyecto ni certificado de montaje, por lo que podría poner en riesgo la integridad de los asistentes. Por todo ello, los agentes levantaron acta por la Ley de Espectáculos Públicos.