La Policia Municipal, sin acuerdo sobre el nuevo convenio colectivo

La Policia Municipal, sin acuerdo sobre el nuevo convenio colectivo

El Ayuntamiento de Madrid y los sindicatos CCOO, UGT, UPM, CPPM y CSIT-UP vuelven a reunirse este jueves en una nueva reunión para negociar el nuevo convenio colectivo, diálogo que hasta la fecha sigue 'enquistado'.

El último encuentro tuvo lugar el viernes de la semana pasada y en el mismo, según fuentes sindicales, se produjo un "retroceso" al ofrecer el Consistorio un texto de preacuerdo "empeorado", documento que fue rechazado por los sindicatos.

Algunas organizaciones sindicales como CPPM y CSIT tildaron de "insulto" la propuesta del Consistorio y avanzaron que, de seguir por este camino, el nuevo curso político arrancará con "conflicto". En este punto, reprochan al Consistorio que no quieran dar a la Policía Municipal "el mismo trato" que al recto de colectivos del Ayuntamiento.

Esta nueva cita se produce después de que 3.455 policías municipales, casi 85 por ciento de los participantes en el referéndum, rechazaran a finales de junio el preacuerdo del convenio del Cuerpo que suscribieron tres sindicatos (CCOO, UPM y UGT) y el Ayuntamiento.

En el referéndum participaron un total de 4.066 policías municipales, es decir, aproximadamente las dos terceras partes de la plantilla.

Los sindicatos CPPM y CSIT Unión Profesional planean diversas acciones en septiembre para reivindicar un nuevo convenio "digno" para la Policía Municipal de Madrid, como una acampada protagonizada por agentes, concentraciones y la recuperación de la figura del 'Oso moroso'.

Además, el encuentro se produce en medio de la polémica generada por la presencia de manteros en calles emblemáticas del centro de la capital y por el malestar generado entre los sindicatos policiales por la intervención de un portavoz del sindicato de Manteros durante el pasado pregón de las fiestas de San Lorenzo, en el barrio de Lavapiés.

En esa intervención, se hizo mención al fallecimiento en marzo de Mmame Mbaye y este portavoz aseguró que los manteros son "perseguidos por la Policía por buscarse la vida" y que el colectivo padecen "racismo institucional".

Los sindicatos CPPM y CSIT-UP han pedido "respeto" a la Policía Municipal tras los "insultos" de pregón, unas fiestas "donde se obliga a prolongar a compañeros que además les han suspendido el descanso semanal".