La Plaza Mayor restaurará sus fachadas, soportales y pavimentos en once meses

La Junta de Gobierno, presidida por la alcaldesa, Ana Botella, ha dado luz verde a la primera fase de los trabajos en la Plaza Mayor, para los que se han destinado 3,2 millones de euros destinados a la restauración y conservación de sus fachadas, cubiertas, soportales, pavimentos e instalaciones en un plazo de ejecución de once meses, que podría reducirse a nueve por los futuros licitadores.

Con la vista puesta en el horizonte del cuarto centenario de la construcción de la Plaza Mayor, el Ayuntamiento realizará una intervención de gran envergadura para restaurar y renovar este Bien de Interés Cultural, símbolo de la capital, como lo ha definido el portavoz del Gobierno municipal, Enrique Núñez, en la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno.

Lo aprobado hoy es el contrato de las obras de adecuación básica de la Plaza Mayor. La primera fase incluye la restauración y conservación de sus fachadas y cubiertas, con una limpieza general y nuevo revoco en las zonas más degradadas así como la revisión, limpieza, saneado y restauración de los elementos pétreos, balconadas, cornisas, baberos de plomo, carpinterías y aleros de la cubierta.

También incorporan el levantado del solado, impermeabilización del pavimento de los soportales; limpieza y reparación general de las pilastras; sustitución y arreglo puntual de las losas y adoquines en mal estado; ordenación y canalización de los cableados que ahora discurren de forma desordenada por los soportales, además de la disposición de una nueva línea de alumbrado y seguridad en los mismos.

Esta actuación se unirá a los trabajos que actualmente ejecuta el área de Economía, Hacienda y Administración Pública en la Casa de la Carnicería y la Casa de la Panadería para poner en valor este Bien de Interés Cultural, que cada año visitan más de 10 millones de personas.

Las otras dos etapas de intervención, en las que trabaja ya el Ayuntamiento, incluyen iluminación monumental de la plaza y el uso de las bóvedas de los soportales como lienzos para que artistas contemporáneos de reconocido prestigio puedan plasmar sus obras con una temática basada en la historia de la Plaza, Madrid y el cuarto centenario. Para concluir su rehabilitación y puesta a punto, el Consistorio contempla una actuación completa sobre el adoquinado central.

El proyecto al que la Junta de Gobierno ha dado luz verde está promovido por la Junta Municipal de Centro y redactado por la Empresa Municipal de la Vivienda y el Suelo (EMVS). Responde a la demanda expresada por vecinos, comerciantes y hosteleros de la Plaza Mayor, con quienes los responsables municipales han mantenido diversas reuniones para que aportaran sus propuestas.

En 1617, por iniciativa del rey Felipe III, el arquitecto Juan Gómez de Mora proyecta y levanta la Plaza Mayor de Madrid, cuyas obras finalizan en 1620. Tras sufrir varios incendios, el más importante en 1790, surge el actual diseño neoclásico de Juan de Villanueva.