La Plaza Mayor se convierte en un improvisado 'Buckingham Palace'

La Plaza Mayor se convierte en un improvisado 'Buckingham Palace'

La Plaza Mayor de Madrid se ha convertido este miércoles en un escenario muy parecido al que presenta todos los días los exteriores del Palacio de Buckingham, en Londres, con la llegada del Príncipe de Gales y su mujer, la Duquesa de Cornualles, que en su visita oficial a España no han querido perderse este lugar emblemático de la capital y no han dudado en ir andando hasta el centro de la misma.

El Príncipe de Gales, tras participar en un encuentro con la presidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre, y altos representantes de empresas importantes españolas que invierten en Reino Unido, ha decidido salir por una de las 'puertas de atrás' de la Real Casa de Correos, y por la calle del Marqués Viudo de Pontejos se ha dirigido hasta la Plaza Mayor para visitar un autobús que tiene instalado Iberdrola, dentro de una campaña para hablar del desarrollo sostenible.

Antes de visitar el bus, el Príncipe Carlos de Inglaterra ha charlado brevemente con un grupo de niños del King's College, uno de los colegios británicos en Madrid, y del colegio Federico García Lorca, centro que forma parte de la red de colegios bilingües de la Comunidad de Madrid. Muy cercano, su alteza ha preguntado a los pequeños cuánto tardaban en ir al colegio, a qué hora salían y si les gustaba Madrid. "Ha sido muy majo", ha dicho una de las profesoras que acompañaban a los chicos que daban la bienvenida al príncipe británico con banderas de su país. Algunos de ellos han presentado los posters ganadores de un concurso sobre desarrollo sostenible organizado por UKTI Madrid y han hecho una demostración de juegos interactivos sobre distintos tipos de energías renovables.

Recibido por el presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, el Príncipe de Gales ha visitado el autobús que ha creado la empresa para presentar los distintos tipos de energías renovables y la eficiencia energética de forma divertida e interactiva al público español en general y para aumentar la concienciación social sobre la importancia del desarrollo sostenible.

'HOLA CAMILA', 'CIAO CHARLES'

Con algo de retraso en la agenda, el Príncipe Carlos y su mujer se han reencontrado en la Plaza Mayor después de separarse a la hora del almuerzo, y ante la atenta mirada de centenares de personas que al enterarse de su llegada han esperado, móvil en mano, para captar una imagen de los príncipes, no han dejado de saludar a los ciudadanos de distintas nacionalidades que han podido aproximarse a ellos, incluso más cerca que la propia prensa.

Un fuerte dispositivo de seguridad les ha acompañado durante su recorrido por el centro de la capital mientras se oían los 'Hola Camila' o 'Ciao Charles' de los turistas y curiosos que no podían creer que el Príncipe de Gales estuviera tan cerca de ellos. "¿Le gusta España?" era la pregunta que más se escuchaba, a lo que ambos han respondido en distintas ocasiones que "mucho".

Bajo un sol caliente, a las 16.30 horas, sus altezas reales han decidido acercarse hasta el Mercado de San Miguel, donde han recorrido varios de sus puestos y probado algunas de las delicatesen que ofrece este mercado típico rehabilitado hace poco tiempo. Una de las anécdotas la ha protagonizado el Príncipe Carlos cuando le han ofrecido jamón serrano, un producto típico de España, y cuya degustación ha decidido dejar para más tarde.

Quizá porque estaba más cerca de la hora del té, lo que no ha rechazado ha sido una crema de yogur con albaricoque que ha tomando en la yogurería ubicada en el local 11 del Mercado. "Very good" han señalado ambos, ante la sonrisa del tendero que les ha atendido. Otro de los momentos divertidos ha sido cuando se han acercado a un niño que llevaba la camiseta de la selección española con el número de David Villa.