Plaga de mosquitos y mosca negra en el sureste de la región

Los mosquitos y la mosca negra mantiene en jaque a los vecinos del sureste de nuestra región. Pese a la vigilancia y fumigación de parques y zonas húmedas, se ha producido un incremento de personas que acuden a los servicios de atención sanitarias de la zona afectados por picaduras, e incluso mordeduras. Varios consistorios de la zona piden sin respuesta una reunión urgente con la Comunidad.

El Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid ha intensificado la vigilancia de todos los posibles focos de cría de insectos en zonas de competencia municipal, como fuentes, parques o estanques, ha informado el Consistorio en un comunicado. Así, se revisan de manera periódica las áreas de riesgo y, en especial, aquellas señaladas por la propia ciudadanía. También se realizan tratamientos puntuales en zonas verdes con incidencia demostrada.

Además, la Concejalía de Salud se coordina con Rivamadrid, la empresa pública de limpieza, recogida de basura y mantenimiento de parques, para conocer las tareas de limpieza y cloración de las mismas que se hacen y que evitan la proliferación de mosquitos.

La manera más eficaz, e inocua para el medio ambiente, para la eliminación de estos focos de insectos y prevenir su proliferación tiene que ver con el control larvario en las zonas húmedas, según explican desde las Concejalía de Salud.

"El uso de insecticidas contra los insectos adultos en tratamientos extensivos está desaconsejado por su poca eficacia y posible riesgo para la salud pública y para los ecosistemas (pájaros, abejas, etc.). En casos puntuales puede aplicarse en áreas restringidas de vegetación donde reposan por la noche", apuntan.

En los últimos años, las condiciones climáticas provocan una especial incidencia de mosquitos, por lo que en 2011 se realizó un diagnóstico de la situación de estos insectos en Rivas, y se comprobó la existencia de un importante foco de cría de mosca negra en los ríos Jarama y Manzanares, a su vez competencia de la Comunidad de Madrid.

Por ello, cada año se solicita a los departamentos responsables que tomen las medidas oportunas de control larvario. Ante la falta de respuesta, el pasado 7 de mayo varios ayuntamientos de la zona afectados han pedido a la Comunidad de Madrid, como administración responsable en el tratamiento de los principales focos de cría de mosquitos, una reunión urgente para trasladarles la situación existente y para que se informe de las actuaciones que realizan para prevenir o mitigar la proliferación de estos insectos".

Así lo ha explicado Mª Paz Parrilla, edil de Salud en funciones, quien ha destacado que los consistorios no han obtenido respuesta de la administración regional.

La ubicación de Rivas, tan cerca a los cursos de los ríos Jarama y Manzanares y a la Laguna del Campillo -focos naturales de cría de algunas especies de mosquitos-, conlleva que todos los años con la llegada del calor se produzca un importante aumento de la incidencia de avisos relacionados con la proliferación de este tipo de insectos.