Pintadas, destrozos e inseguridad por la okupación del 'Johnny'

Pintadas, destrozos, suciedad, okupaciones ilegales. Eso es hoy el Johnny. Decenas de quejas de otros colegios mayores, denuncias, problemas de tráfico de drogas y de inseguridad por la okupación del Colegio San Juan Evangelista, cerrado desde hace más de un año.

La alcaldesa Manuela Carmena se ha ofrecido a mediar en la batalla judicial que mantienen la Complutense, propietaria del suelo, y la concesionaria Unicaja. No es parte implicada en el proceso, pero desde el ayuntamiento van tomar cartas en el asunto.

EL AYUNTAMIENTO SE OFRECE COMO MEDIADOR

El Ayuntamiento de Madrid se ha ofrecido como "mediador entre las partes" para encontrar una solución para el Colegio Mayor Universitario San Juan Evangelista, el Johnn', ha expuesto la portavoz del Ejecutivo municipal, Rita Maestre, en la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno.

Maestre ha recordado que el Consistorio no tiene competencias en esta materia aunque ha puesto sobre la mesa su voluntad de ofrecerse como mediador para atajar los graves problemas que acechan al Johnny, "patrimonio inmaterial de Madrid, símbolo y referente de la ciudad".

La edil ha explicado que el concejal de Salud, Seguridad y Emergencias, Javier Barbero, ha encargado informes sobre la salubridad en el edificio con el fin de averiguar si se producen situaciones que hacen necesaria la toma de determinadas decisiones.