Pillados in flagranti cuando iban a robar a un representante de joyería

Agentes de la Policía Nacional han impedido en Madrid el asalto a un representante de joyería con la detención de cuatro personas a las que se les incautaron dos armas de fuego, dos vehículos y un inhibidor de señales y que fueron interceptados en las inmediaciones del domicilio de la víctima a la que estaban vigilando.

Según ha informado la Jefatura Superior de Policía de Madrid, los agentes se encontraban realizando labores de investigación relacionadas con otro hecho delictivo cuando detectaron la presencia de dos vehículos sospechosos con tres ocupantes en su interior, que circulaban por las inmediaciones de un domicilio controlando la entrada y salida de los vecinos del inmueble.

Uno de los agentes reconoció a uno de los ocupantes del vehículo, que había sido detenido previamente por su implicación en robos con violencia o intimidación. Tras varias pesquisas, los policías averiguaron que los detenidos vigilaban a un representante de joyería y pretendían aprovechar el momento en el éste salía de su domicilio con dos maletas con joyas y las introducía en su vehículo para robarle.

Cuando estos individuos pretendían salir del garaje tras el vehículo de interés, los agentes bloquearon su salida y comprobaron que sus ocupantes portaban unos guantes así como un arma de fuego que pretendían utilizar en el asalto.

Los policías procedieron a su detención y al registro de su vehículo en el que encontraron una segunda arma de fuego, un inhibidor de señales, guantes y tijeras. También se detectó la presencia de un segundo vehículo, conducido por una mujer, que llevaba a cabo labores de cobertura y de vigilancia en las inmediaciones. Una vez comprobada su pertenencia al grupo de asaltantes se procedió a su arresto.

La investigación ha sido llevada a cabo por agentes de la Brigada Provincial de Policía Judicial de la Jefatura Superior de Policía de Madrid.

UNA JOYERÍA OBJETIVO DE LOS CACOS POR TERCERA VEZ EN ESTE AÑO

Totalmente destrozada. Así ha quedado la cámara acorazada de esta joyería de Carabanchel. Es la tercera vez que roban con butrón en un año y en esta oasión se han llevado casi medio millón de euros. Pero antes, los asaltantes realizaron hasta 4 butrones más. Primero accedieron al cuarto de calderas de una casa.

Con otro agujero accedieron al merado de la Lonja y una vez dentrohiieron otro butrón en este puesto de aceitunas que linda con la joyería. Lo peor es que no es la primera vez. En esta ocasión inutiliaron las alarmas y han dejado a Miguel prácticamente sin nada.