Persiguiendo el robo de setas, una actividad prohibida

La recolección ilegal de setas es una de las amenazas de los bosques españoles en esta época del año. En muchos casos, detras de esta actividad prohibida se esconde un suculento negocio. Familias rumanas enteras viven de arrancar éstos hongos, principalmente en los montes de Soria. Vienen a España estos días para esquilmar el patrimonio micológico.

Después venden la mercancía y con lo que ganan viven todo un año.

La Guardia Civil y los Agentes Forestales trabajan conjuntamente contra estas bandas.

En apenas un mes han incautado más de 5.000 kilos cuyo valor supera los 100.000 euros