Pedro Castro, el exalcalde de Getafe, da plantón al pleno de dimisión

El exalcalde de Getafe, Pedro Castro y los otros tres ediles socialistas implicados en el caso aparcamientos (David Castro, José Manuel Vázquez y Cristina González) no se han presentado este martes en el Pleno municipal en el que se ha dado cuenta de la renuncia a sus actas de concejales tras presentar la dimisión la pasada semana.

La única que sí ha acudido al Pleno de despedida, después de tres legislaturas en el Ayuntamiento, ha sido la concejala de IU, Sylvia Uyarra, que ha manifestado que asiste "a su propio funeral político, que algunos han querido que sea de esta manera".

Asimismo, ha reiterado su "inocencia" y ha asegurado que "ni están todos los que son ni son todos los que están" en este caso de presunta adjudicación irregular de cinco aparcamientos con más de 1.400 plazas de garaje.

Uyarra también ha recordado que no formó parte de la Junta de Gobierno y no tomó ninguna decisión política en las adjudicaciones, ya que presidía la Mesa de Contratación, "que actuó de acuerdo a la legalidad de la Ley de Contratos del Estado, según dictaminó la comisión de investigación del Ayuntamiento sobre este caso, tras la cual IU solicitó la dimisión" de la entonces concejala socialista de Obras, Cristina González, sin que se hiciera efectiva.

Además, ha señalado que nunca pedirá perdón ni dará las gracias "a los cierrabares, abrazafarolas y pagafantas" que no solo han intentado arruinar su vida política, sino también su vida personal.

Por su parte, la concejala del PSOE y secretaria general de los socialistas de Getafe, Sara Hernández, no se ha referido en su intervención a la ausencia de los concejales dimitidos, a los que ha mostrado su apoyo "por el magnífico trabajo que han llevado a cabo durante los últimos 30 años en Getafe", ni tampoco al 'caso aparcamientos', "por respeto a la justicia, ya que es un proceso que está aun en marcha".

El portavoz del Partido Popular, Manuel Ortiz, ha apuntado que Pedro Castro ha salido del Ayuntamiento "de la peor forma que puede salir un político, que no es otra que encontrarse procesado por una serie de hechos que pueden ser constitutivos de delito".

Ortiz ha recordado a Sara Hernández que "presidió la Junta de Gobierno del 12 de julio de 2007 que concedió la construcción y explotación del aparcamiento de la calle Jilgueros, cuya empresa adjudicataria estaba constituida por el marido, el padre y la madre de la concejala Cristina González, que no ha tenido la valentía de presentarse hoy en este Pleno y que presentó la renuncia más tarde que los demás, previa gestión para obtener su paro".

En el mismo sentido, el alcalde de Getafe, Juan Soler, ha afirmado que "casos como este es el que ha llevado a los políticos a situaciones de distancia con el pueblo".

"Hoy es un día triste, pues el que se marchen cinco concejales no es algo que alegre a nadie porque es algo que hace que se quiebre más la confianza en las instituciones y que la fosa que separa a los ciudadanos de los políticos sea más grande", ha agregado.

En el auto judicial aparecen implicados el exalcalde Pedro Castro, el exconcejal de Hacienda, David Castro, el portavoz del PSOE y exconcejal de Urbanismo, José Manuel Vázquez, la exconcejala de Obras, Cristina González y la concejala de IU, Sylvia Uyarra. Todos ellos dejan el Ayuntamiento tras varias legislaturas, pero destaca el caso de Pedro Castro que ha estado 35 años, de los que 28 han sido como alcalde.

El "caso aparcamientos" en Getafe se origina en julio de 2007, cuando supuestamente se adjudican de forma irregular las obras y explotación de cinco aparcamientos, uno de ellos a la cooperativa Jilguero, presidida por el marido de la concejala Cristina González, José Miguel Vieito, y en la que su padre era el secretario y su madre la tesorera.

En mayo de 2009, el PP presentó una denuncia ante estas irregularidades, en la que añadía que las cinco cooperativas adjudicatarias de estos proyectos se crearon en la misma fecha, tienen la sede en el mismo domicilio (calle Madrid, nº 30, 1º A, en Getafe), y pertenecen a la misma gestora, Roblepark SL.