El Paseo de la Castellana, divido en dos a causa del River-Boca

Estadio Santiago Bernabéu
Estadio Santiago Bernabéu |Telemadrid

El próximo domingo, el Paseo de la Castellana quedará dividido en dos zonas con motivo de la final de la Copa Libertadores que se disputa en el Santiago Bernabéu. La división tiene como objetivo concentrar a la afición de River Plate en la plaza Cuzco, y en la calle Raimundo Fernández Villaverde a los hinchas de Boca Juniors.

La Policía fija como punto intermedio el Santiago Bernabéu, donde se disputará el encuentro correspondiente a la vuelta de la Copa Libertadores, para el que ya no hay entradas. Los agentes policiales tratarán de evitar el contacto entre ambas aficiones, para prevenir altercados, pero a su vez no quieren que queden muy alejados del estadio.

Con los recientes enfrenamientos entre los aficionados de ambos equipos en mente, la policía conducirá con suficiente antelación a los espectadores hasta el estadio. Ya por seguridad, se ha dispuesto que el aterrizaje de los fans de los clubes argentinos se haga con 3 horas de diferencia.

Se establecerán una serie de “anillos de seguridad”, y se creará un dispositivo que cuente con un total de más de 1.400 agentes, distribuidos entre efectivos de la Unidad de Intervención Policial (UIP) y antidisturbios.

Al tratarse de un evento de dimensiones mundiales, el delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Rodríguez Uribes, ha concretado una reunión con los máximos responsables del Ayuntamiento, la Policía Nacional, Metro, EMT y Emergencias, la cual tendrá lugar este mismo viernes.

Se pretende garantizar la seguridad antes, durante y después del partido, ya que si gana Boca se trasladará la celebración del trofeo a Neptuno, mientras que si lo hace River Plate la celebración se llevará a cabo en Cibeles.