El Parque Nacional de Guadarrama, el séptimo más visitado de toda España

guadarrama_visitas_470
600.000 visitas en 3 meses |Archivo

El Parque Nacional de Guadarrama ha recibido en los meses de julio, agosto y septiembre un total de 600.000 visitantes, por lo que de seguir estos datos se convertiría en un año en el parque más visitado de España.

Así lo ha manifestado el consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Comunidad de Madrid, Borja Sarasola, quien ha presentado este miércoles el balance de visitantes tras el primer verano y el programa de actividades de educación ambiental.

Así, ha indicado que los visitantes exclusivamente en la vertiente madrileña superan ya la que tienen ocho de los 15 parques nacionales a lo largo de todo un año. En esos tres primeros meses la cifra de visitantes en zona de Madrid se ha incrementado en un 7 por ciento con respecto al mismo periodo del año anterior.

"Tan sólo con las 600.000 visitas registradas en sus tres primeros meses el de Guadarrama se situaría ya como el séptimo parque más visitado de toda la red, por delante de los que reciben en todo un año Monfrag~e, Doñana, Cabañeros, Aig~estortes, Islas Atlánticas, Tablas de Daimiel o Caldera de Taburiente, y casi a la par de Sierra Nevada, Garajona y Ordesa y Monte Perdido", ha dicho.

Por tanto, espero que ya con los datos de sus primeros 12 meses de vida, el Parque Nacional madrileño sea el más visitado de España.

"Es importante constatar además que el aumento de las visitas refleja un incremento de visitantes muy especializados que vienen a disfrutar de un modo respetuoso de la naturaleza y de los turistas extranjeros, visitantes que han crecido un 5 por ciento, fundamentalmente procedentes de Reino Unido, Francia y Alemania", ha manifestado el consejero.

Este incremento de visitantes ha tenido traducción directa en la economía de la zona. El sector hostelero, en concreto, ha incrementado su actividad en torno a un 10 por ciento respecto al año anterior, especialmente en los municipios del entorno del Puerto de Navacerrada, Valle de la Fuenfría y La Pedriza.

"En cualquier caso es fundamental conciliar el uso recreativo y el desarrollo socioeconómico de la zona con la máxima conservación. Además de la instalación de contadores automáticos de visitantes y del uso de otras herramientas de gestión para predecir y prevenir afecciones al medio, vamos a reforzar nuestra apuesta por la educación ambiental como instrumento para potenciar la conservación", ha apuntado.

SENSIBILIZACION Y CONSERVACION

En este sentido, la Comunidad de Madrid ha diseñado un programa de cien actividades gratuitas que se desarrollarán en tres de los cuatro centros de visitantes del Parque: Valle de la Fuenfría, Puente del Perdón y Manzanares.

Se trata de actividades dirigidas a todo tipo de público y que ofrecen la posibilidad de realizar talleres in situ o de hacer rutas andando, en bici o incluso en tren. La oferta de actividades incluye sendas guiadas, visitas temáticas, labores forestales u hortícolas, conferencias y charlas, talleres o juegos didácticos y exposiciones o seminarios, entre otras.

El aumento permanente de la demanda de actividades registrado año tras año en los centros de educación ambiental de la Comunidad de Madrid ha tenido su reflejo también, y de forma más acusada, en aquellos situados en el Parque Nacional y que hacen las funciones de Centro de Atención a Visitantes.

Así, Valle de la Fuenfría, Puente del Perdón, Manzanares y Cotos han tenido durante julio y agosto un total de 31.000 visitas y participantes en actividades diarias, lo que supone un 9,2 por ciento más que en el mismo periodo del año anterior.

"La inversión en materia de sensibilización y conservación es prioritaria para el Gobierno regional, sobre todo porque la proyección es que este Parque se convierta en el más visitado de toda la Red, superando los 2,7 millones del Teide. Basta decir que los espacios naturales preexistentes que hoy coinciden con el Parque Nacional recibieron el año pasado cerca de dos millones de visitantes", ha explicado Sarasola.

El Programa de Actividades del Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama pretende dar a conocer al visitante los valores naturales, geológicos, culturales e históricos de este espacio natural. El objetivo es aumentar la satisfacción del visitante y al mismo tiempo minimizar los impactos asociados a la visita al inducir comportamientos respetuosos con el medio ambiente.

Para ordenar el uso público, la Comunidad de Madrid cuenta, entre otras infraestructuras, con 21 áreas recreativas, una red de sendas y caminos de 800 kilómetros --300 de ellos en el interior del Parque-- y cuatro centros de atención al visitante.