Luz verde al Parque Nacional de las Cumbres de la Sierra de Guadarrama

Luz verde al Parque Nacional de las Cumbres de la Sierra de Guadarrama

La Comisión de Medio Ambiente de la Asamblea de Madrid ha aprobado hoy con nueve votos a favor (PP) y siete en contra (PSOE e IU) su propuesta de Parque Nacional de las Cumbres de la Sierra de Guadarrama (21.740 hectáreas), tras una discusión sobre el procedimiento reglamentario que ha ensombrecido el debate.

Con la aprobación de esta propuesta y su remisión al Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino termina el proceso autonómico que la Comunidad de Madrid empezó en el año 2001 y empieza la fase de tramitación nacional.

En total, el futuro Parque Nacional de las Cumbres de la Sierra de Guadarrama abarcará 33.664 hectáreas -21.740 en Madrid y 11.924 en Castilla y León- y será el quinto más grande de España, si el Ministerio primero y el Congreso de los Diputados después ratifican la propuesta que han elaborado conjuntamente las comunidades afectadas.

En su vertiente madrileña, el parque discurre por doce pueblos serranos: Alameda del Valle (653 hectáreas), Becerril de la Sierra (407), El Boalo (525), Cercedilla (1.143), Lozoya (1.266), Manzanares el Real (6.928), Miraflores de la Sierra (417), Navacerrada (894), Navarredonda y San Mamés (706), Pinilla del Valle (700), Rascafría (7.881) y Soto del Real (153).

El director general de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid, Federico Ramos, ha destacado que el parque, que tiene forma de ancla, se delimita a partir de una cota de 1.700 metros y que su superficie equivale a la suma de Monfraüe, Aigüestortes y Daimiel.

La declaración de Parque Nacional se justifica por la presencia en la zona de nueve sistemas naturales asociados a la vegetación de alta montaña, bosques de coníferas, humedales de alta montaña y sistemas singulares de origen glaciar y periglaciar.

Además, las condiciones ambientales de la Sierra de Guadarrama han propiciado la convivencia de más de 30 tipos diferentes de vegetación y se han identificado 21 hábitats de interés comunitario, 112 especies de flora de interés y otras 74 especies de fauna.

Destaca la presencia en la zona de especies emblemáticas y en peligro de extinción como la cigüeña negra, el buitre negro, el águila imperial ibérica y una amplia gama de rapaces, nutrias, corzos, cabra montés y diversos anfibios como el tritón jaspeado y el sapo partero.

Tanto el grupo socialista como IU han votado en contra por considerar insuficiente la extensión del parque y han hecho hincapié en la "falta de consenso" con ayuntamientos, asociaciones ecologistas y grupos políticos.

El diputado Antonio Fernández Gordillo (PSOE) ha sostenido que la "comunidad científica no se reconoce en este plan" y ha recordado que la propuesta recoge 13.000 hectáreas menos de las previstas en el primer plan que entregó en 2005 el catedrático Eduardo Martínez de Pisón.

Los socialistas han presentado una alternativa que aumenta la extensión del parque en más de 10.000 hectáreas y que recoge la elaboración de un nuevo PORN (Plan de Ordenación de Recursos naturales), un "fondo de compensación real" para los municipios y un plan de desarrollo social sostenible de la sierra.

También IU ha reclamado un nuevo PORN con una ampliación de los límites del parque, un "preparque", la prohibición de la caza en todo el Parque Nacional "sin excepciones" y un plan de recuperación ambiental del Puerto de Navacerrada.

El debate se ha desarrollado en un tono agrio, en el que la parlamentaria del PP Nieves García ha calificado de "estrechos" a los socialistas: "¡mucha maceta, mucha maceta, y luego son ustedes unos estrechos que ven una oveja y dicen que contamina!", les ha dicho.

La sesión ha estado marcada por una discusión jurídica en virtud de la cual la oposición pretendía aplazar el debate a otro día, porque consideraban antirreglamentario que la propuesta la defendiera un director general y no un miembro del Consejo de Gobierno.

En un primer momento, el PP ha accedido al aplazamiento, pero después ha dado marcha atrás al dictaminar un letrado de la Cámara que el Reglamento permite a los miembros del Consejo de Gobierno "delegar" la presentación de planes en los directores generales