Parla, Villaviciosa, San Fernando y Paracuellos, pierden las ayudas a las BESCAM

Parla, Villaviciosa, San Fernando y Paracuellos, pierden las ayudas a las BESCAM

La Comunidad de Madrid dejará de pagar la partida correspondiente a los agentes de las Brigadas Especiales de Seguridad (Bescam) de los municipios de Parla, Villaviciosa de Odón, San Fernando de Henares y Paracuellos del Jarama por que sus ayuntamientos "han incumplido de forma reiterada y durante años" el convenio.

Así lo han confirmado fuentes de la Consejería de Presidencia, Justicia y Portavocía del Gobierno después de que el director general de Seguridad e Interior, Francisco Oliver, enviara hace unos días una carta a los alcaldes de las localidades afectadas con esta orden, que será efectiva a partir del 1 de enero de 2014.

De esta manera, Villaviciosa de Odón perderá la subvención regional que este año era de 690.300 euros correspondientes a sus 25 agentes Bescam.

También se quedarán sin dinero las localidades de Parla, que recibía 1,15 millones de euros para pagar 33 agentes; San Fernando de Henares, con 942.940 euros este año para 27 agentes; y Paracuellos, con 72.816 euros regionales para sus dos policías. A ello hay que sumarle el dinero que la Comunidad destina para dotar de vehículos y materiales a estos agentes.

La decisión se ha tomado después de que los cuatro ayuntamientos impugnaran judicialmente los convenios firmados con la Comunidad una vez de que ésta advirtiera este año a todos los municipios que deberían justificar el cumplimiento estricto del convenio basado en cuatro parámetros de obligado cumplimento.

Así, tienen que justificar que los agentes se dedican exclusivamente a labores de seguridad ciudadana, deben eliminar la financiación a los puestos vacantes, han de cumplir la ratio de policías locales por habitante y se establecieron para cada municipio un importe máximo mensual a pagar por cada agente.

CAMBIOS DE PRESUPUESTO

Esta decisión deriva de los problemas surgidos a raíz del presupuesto fijado para las Bescam en 2013 fue de 45 millones, frente a los 88 del año precedente. Tras las quejas de muchos ayuntamientos por esta importante reducción, la Comunidad aumentó esta cantidad a 69,4 millones de euros tras una reunión mantenida el 1 de abril entre el presidente regional, Ignacio González, tras reunirse con un centenar de alcaldes afectados en Chinchón.

Allí también se establecieron esos cuatro puntos de obligado cumplimiento para contar con la subvención regional y establecer la cuantía y los agentes destinados, unas parámetros que se materializaron en la orden publicada el 13 de septiembre en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid (Bescam).

Con los nuevos criterios en vigor la Comunidad dejó de subvencionar más de 400 agentes. Los municipios más perjudicados fueron Arroyomolinos, que pasó de 20 policías Bescam a ninguno por no cumplir el criterio del ratio policial y Aranjuez, que pasó de 30 a 14 agentes.

En el caso de Parla pasó de 70 a 33 agentes subvencionados y perdió 1,31 millones de euros. Paracuellos del Jarama de quedó con dos agentes Bescam frente a los 10 de 2012 y perdió 280.000 euros. Por su parte, Villaviciosa pasó de 30 a 25 agentes y 368.304 euros menos, mientras que San Fernando pasó de 30 a 27 bescam financiados y perdió respecto al año anterior 115.000 euros.

Ahora, tras la decisión del departamento que dirige Salvador Victoria derivado del incumplimiento de todos los criterios los cuatros municipios no recibirán ninguna cantidad y tendrán que decidir que harán con esos agentes el año que viene.

LA AMPLIACIÓN DE LA LÍNEA 9 DE METRO ENTRARÁ EN SERVICIO EN PRIMAVERA DE 2015

El Gobierno de Madrid ha acordado destinar 4,3 millones de euros al contrato de comunicaciones, control y señalización de la ampliación de la línea 9 de Metro entre Mirasierra y la futura estación de Costa Brava, de 1,4 kilómetros de longitud, que entrará en servicio en la primavera de 2015.

Salvador Victoria, ha informado de que se trata del último contrato necesario para poner en marcha la segunda fase y última fase de la ampliación de la línea 9 hasta la estación de Costa Brava, cuya obra civil ya está ejecutada en un 90%.

El nuevo tramo conectará al final de la línea 9 con la nueva estación de Costa Brava, que formará parte del futuro intercambiador de transportes que conecte con las líneas C3, C7 y C8 de Cercanías Renfe, que construirá el Ministerio de Fomento.

La inversión total de la ampliación de esta línea es de 191 millones de euros y se calcula que su puesta en marcha beneficiará a más de 50.000 vecinos de los barrios de Mirasierra, Montecarmelo y Arroyo del Fresno.

El contrato aprobado hoy incluye, entre otros, la instalación de todas las comunicaciones entre los trenes y la estación desde los puestos de mando y entre sí, los sistemas de comunicación al viajero, la megafonía, la interfonía, las balizas anunciadoras o el circuito cerrado de televisión.

Además comprende las instalaciones de señalización ferroviaria y diverso material para la circulación segura de los trenes, todo lo cual, según ha explicado Victoria, se encuentra entre los "sistemas más avanzados en seguridad".

La ampliación de la línea 9 de Metro se ha ejecutado en dos fases: en la primera de ellas se amplió la línea ya existente en 1,5 kilómetros y se construyó la estación de Mirasierra, en la avenida de Ventisquero de la Condesa y la segunda, que está ya casi acabada, el tramo hasta la estación de Costa Brava, que se abrirá dentro de año y medio aproximadamente.