Parla: Calles saturadas de desperdicios, 11 días después del fin de la huelga

Once días desde que se desconvocara la huelga de basuras en Parla, los problemas continúan. Las montañas de desperdicios siguen acumulandose en muchas calles de la ciudad y los vecinos no pueden más. Hasta prenden fuego a los deshechos. Los sindicatos desconvocaron la protesta pero los riesgos para la salud pública continúan. La situación está lejos de solucionarse.

En el barrio de Fuentebella, a los vecinos no les queda otra que caminar sorteando como pueden las montañas de basura. El efecto de dos semanas de paros se siguen notando y mucho en este barrio, pese a que hace ya 11 días los trabajadores desconvocaron la huelga que mantenían en demanda del pago de sus salarios.

Y es que los operarios no dan abasto para recogerlo. Volvieron al trabajo despues de que la concesionaria pagara parte de lo que se les adeudaba. Con el Ayuntamiento en bancarrota, el Consistorio de Parla debe aun a la concesionaria del servicio unos 3 millones de euros.

Mientras, los trabajadores esperan cobrar entre hoy y mañana el sueldo de Marzo que aun no han percibido y estudian si volverán o no a la huelga. Hasta el momento unos 200 empleados, aseguran han perdido una media de unos 400 euros con el conflicto.

VICTORIA: CONSECUENCIA DE LA CRISIS FINACIERA PROVOCADA POR LOS GOBIERNOS DEL PSOE

El consejero de Presidencia y Justicia y portavoz del Gobierno regional, Salvador Victoria, ha afirmado que la huelga de basuras de Parla, que concluyó este fin de semana, es consecuencia de "la crisis financiera a la que los gobiernos municipales socialistas han llevado" al municipio.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, Victoria ha afirmado que se trata de una competencia del Ayuntamiento, pero ha señalado que es "lamentable para los vecinos" haber vivido las dos huelgas de basura en "tan breve lapso de tiempo".

"Hay que recordar que estos problemas no vienen de ahora. Vienen por la crisis financiera a la que los gobiernos municipales socialistas han llevado a un municipio como Parla. Hace ya tiempo que hablábamos de que Parla estaba prácticamente en quiebra financiera y que por tanto eso llevaba a impagos, que en este caso repercuten en servicios esenciales y en perjuicio de todos los ciudadanos de ese muncipio", ha concluido.