Padres y madres de alumnos finalizan un encierro de 24 horas en el CEIP Miguel de Cervantes

Encerrados en Getafe por un colegio digno

Madres y padres de alumnos del CEIP Miguel de Cervantes han finalizado este sábado un encierro de 24 horas en el centro para reivindicar a la Consejería de Educación su construcción completa y no por fases, así como un segundo colegio en el barrio de Los Molinos.

Desde el AMPA han exigido en un comunicado el compromiso inmediato de la Comunidad de Madrid del inicio de "las obras de ampliación abandonadas para su disponibilidad al inicio del curso que viene", así como el aumento de la partida presupuestaria asignada para asegurar "la viabilidad" del colegio.

Durante el tiempo que han estado encerrados han llevado a cabo actividades lúdicas para los niños, una concentración nocturna con velas en el patio del centro, la construcción simbólica del colegio por parte de los pequeños.

Según el AMPA, les sobran los motivos para protestar contra la política de construcción por fases de la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid, "que tiene consecuencias evidentes por la falta de construcción de la segunda fase del colegio".

En este sentido, se han referido al desplazamiento de más de 100 niños de 3 años en autobús al CEIP Gabriel García Márquez durante el curso escolar o una sala de profesores reconvertida en aula de infantil, privando al profesorado de éste espacio.

También han criticado la "masificación" del patio y comedor del centro, así como la "falta de espacios" para las actividades de psicomotricidad, que no se está realizando, o las clases de música y religión que se están impartiendo en el pasillo.

Por último, han destacado que se presenta un futuro "incierto" para los próximos cursos, como plazas escolares no garantizada para los más de 600 niños nacidos en el barrio de Los Molinos entre los años 2014-2016, debido a la falta de espacios por la no construcción de la ampliación del CEIP Miguel de Cervantes.