El PSOE propone una ordenanza municipal contra el consumidor de prostitución callejera

El grupo municipal socialista propondrá al equipo de Gobierno de Manuela Carmena sancionar a los consumidores de prostitución en las calles de Madrid, para lo que será necesario elaborar una ordenanza municipal que actúe "con contundencia" contra esta actividad.

La portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Madrid, Purificación Causapié, ha formulado esta propuesta en la rueda de prensa de inicio del curso político ofrecida hoy en el edificio municipal de la plaza de la Villa, donde ha reivindicado para la capital española una ordenanza similar a la de ciudades como Alcalá de Henares o Sevilla.

"El Estado debería desarrollar una ley para evitar la trata y la explotación sexual, pero el Ayuntamiento de Madrid puede y debe actuar con más contundencia para evitar la prostitución", ha expuesto la portavoz.

Su grupo ha organizado para el próximo 15 de septiembre unas jornadas donde recogerán las demandas de las asociaciones de mujeres y vecinales, así como la experiencia de municipios pioneros en este tipo de medidas.

La intención es concretar después un texto que persiga la prostitución en las calles.

La medida en principio no podría afectar a los locales dedicados a la prostitución ya que el Ayuntamiento lo único que puede hacer en ese ámbito -ha sostenido Causapié- es "controlar las licencias".

"El resto de los grupos se esconden, no dan la cara. Y hay muchas mujeres en nuestra ciudad que son víctimas de esclavitud", se ha quejado la portavoz socialista, que ha invitado al resto de formaciones a posicionarse en este "debate" que abre ahora el PSOE.

"El PSOE ha hecho pública su voluntad de erradicar la prostitución en Madrid", ha indicado la portavoz del grupo.

El socio de Gobierno de Manuela Carmena reivindica además acciones de sensibilización, sanciones al consumo y un plan integral para dar una salida laboral a las mujeres que ejercen esta actividad.

RECLAMA A CARMENA UNA RESPUESTA URGENTE A LOS PACTSO INCUMPLIDOS

El grupo socialista en el Ayuntamiento de Madrid ha iniciado el curso político "satisfecho" con los "avances" impulsados en algunos aspectos por el gobierno de Ahora Madrid en la capital aunque también con la "voluntad" de exigir una "respuesta urgente" a acciones pactadas con el PSOE que siguen pendientes de resolución.

La portavoz del PSOE en la capital, Purificación Causapié, ha expuesto esta idea en la rueda de prensa de inicio de curso político y ha anunciado que evaluarán en próximas reuniones con Ahora Madrid el pacto suscrito para la aprobación de las cuentas de este año, que contenía acciones de gobierno a largo plazo.

Del grado de cumplimiento del acuerdo de 2017 y también de la propuesta del Gobierno municipal dependerá la posición del PSOE-M en las cuentas de 2018, según ha expuesto la portavoz, que ha recordado a Manuela Carmena sus incumplimientos en materia de vivienda, movilidad o atención social.

"Estamos satisfechos del trabajo en la mesa de la limpieza, pero tenemos muchos proyectos pendientes que tienen que ver la luz en los próximos meses", ha dicho Purificación Causapié en referencia, entre otras cuestiones, a la tarjeta de vecindad para inmigrantes, el bono cultural, los planes de turismo o desarrollo industrial de Madrid o la lentitud en la construcción de las 4.000 viviendas sociales comprometidas, de las que están en marcha solo 600.

"Estamos pidiendo al Gobierno que sea más efectivo. Madrid necesita vivienda social", ha reclamado la portavoz.

El grupo socialista también ve en la movilidad un "tema clave" para la ciudad, hasta el punto que reclamó al Gobierno de Manuela Carmena implantar ya en 2017 el área residencial del centro que impedirá el acceso en coche a buena parte del distrito a los no residentes, salvo excepciones. "Según nos dice el Gobierno, no es viable antes de 2018, pero también hay otros proyectos de mejora de movilidad como los aparcamientos disuasorios que van muy lentos", dice la portavoz.

A este respecto, el socio de investidura de Ahora Madrid le pide "diálogo" con los vecinos, ya que, en su opinión, si estas medidas no se pactan pueden llevar al fracaso de las políticas de movilidad como ha sucedido con la peatonalización de una parte de la calle Galileo. Por no dialogar, ha dicho Purificación Causapié, el Gobierno tuvo que dar "marcha atrás" en su propuesta.

El PSOE ha cuestionado además los datos de ejecución presupuestaria ofrecidos por el Gobierno y avisa de que pretende tener un "calendario cerrado" de cumplimientos de las cuentas.

La negociación de los números del año próximo no ha comenzado, ha sostenido la portavoz.