El PSOE llama a luchar contra las encuestas y el PP dice que el paro es el único adversario

El PSOE llama a luchar contra las encuestas y el PP dice que el paro es el único adversario

El presidente nacional del PP, Mariano Rajoy ha iniciado la campaña electoral del 22-M con el paro como "adversario" y no el PSOE, porque a juicio de líder del PP la gestión contra la crisis no le hace a los socialistas merecedor de la confianza de los votantes, ni siquiera de los suyos. Éste es el mensaje que con más empeño ha transmitido Rajoy en el comienzo de la campaña, primero en Huelva y luego en Sevilla. El presidente del PP ha pasado de comprometerse a una gestión en defensa de la igualdad de la mujer, sobre todo a través de su mayor peso en el mercado laboral, a destacar que con un balance de cinco millones de parados, precios altos, déficit y deuda elevados, el PSOE "no tiene autoridad moral" para pedir el voto.

La presidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre, y el alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón, han pedido a los madrileños que les vuelvan a dar su confianza el próximo 22 de mayo para que Madrid "no se pare" y para que el PSOE sepa que los ciudadanos de esta región "quieren cambiar el Gobierno de España".

La presidenta, que ha sido muy aclamada por los asistentes, ha pedido el voto de los madrileños para que la Comunidad "no se pare", para que siga siendo "líder" entre las regiones europeas y para poder llevar a cabo los compromisos "todavía más ambiciosos" que se propone para la próxima legislatura y que, ha dicho, "vamos a cumplir como hemos hecho siempre".

El alcalde ha tenido un recuerdo especial para los parados, los jóvenes y las personas mayores y ha pedido en general a los madrileños que voten al PP el día 22 para "acabar con la angustia que nos invade" y para decirle al PSOE que "queremos cambiar el Gobierno de España".

PSOE

El vicesecretario general del PSOE, José Blanco, ha abierto este viernes la campaña electoral proclamando que el PSOE no tiene "miedo a las urnas" y llamando a todos los socialistas de Madrid y de España a "redoblar" sus esfuerzos para pedir el voto en las elecciones municipales y autonómicas "en todos los rincones de España". "Ese es el reto. De aquí hasta el 22 de mayo, cada día, cada hora y cada minuto llevan la marca de esa misión: sumar un voto más".

El secretario general de los socialistas madrileños y candidato del PSM a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, Tomás Gómez, ha dado el arranque esta tarde a la campaña electoral del PSM de cara a las elecciones del 22 de mayo convocando a los madrileños a usar su voto como "espada" y robar 3 décimas al día a las encuestas que dan la victoria al proyecto de "élites" del Partido Popular. El socialista ha dicho que los sondeos sitúan al PP "cuatro puntos por encima del umbral de la mayoría absoluta". "Si les quitamos 3 décimas cada día de la campaña habremos ganado las elecciones", ha señalado el socialista, que ha remarcado que quedan quince días para ganar Madrid a los "16 años de monopolio del PP".

El candidato socialista a la Alcaldía de Madrid, Jaime Lissavetzky, ha iniciado este jueves la campaña electoral identificando a los "adversarios" del PSOE, que no son otros que el "Partido Popular y el desánimo". El primero se puede vencer, como ha afirmado, con "propuestas" y al desánimo se le pone coto con "entusiasmo y confianza".

IU

Izquierda Unida ha pedido hoy el voto a los "defraudados de la izquierda", a quienes ha instado a que no se resignen a elegir "entre lo mismo y lo mismo", el PP y el PSOE, y a que llenen las urnas "de rebeldía e indignación" el próximo 22 de mayo. El coordinador federal de IU, Cayo Lara, ha respaldado a los candidatos a la Presidencia de la Comunidad, Gregorio Gordo, y de la Alcaldía de la capital, Ángel Pérez, en el mitin de arranque de campaña que se ha celebrado en la Plaza de los Carros de Madrid.

Gregorio Gordo ha pedido el voto a quienes quieren indignarse y transformar la sociedad, y a aquella gente de izquierdas "frustrada" al ver que el PSOE no ha respondido a la defensa del Estado de Bienestar que esperaban.

Pérez ha advertido de que el PP imprimirá a esta campaña un carácter de "primarias" ante las elecciones generales, y que el PSM intentará convencer a los votantes de que "se puede hacer una política de derechas en España y de izquierdas en sus pueblos y ciudades".