El PSOE pide cerrar ya la Gran Vía y el centro a los coches de no residentes

El PSOE pide cerrar ya la Gran Vía y el centro a los coches de no residentes

La portavoz socialista en el Ayuntamiento de Madrid, Purificación Causapié, ha pedido hoy la puesta en marcha cuanto antes de la gran área de prioridad residencial del distrito centro que impedirá circular a los vehículos de los no residentes, puesto que considera que mejorará la movilidad y la calidad del aire.

La portavoz socialista ha hecho esta petición durante una visita a la Gran Vía, que ha estado cerrada a los no residentes -salvo excecpciones- buena parte de la Navidad con motivo del dispositivo especial que en su opinión ha tenido un resultado muy bueno.

"Este cambio de criterio de la Gran Vía que se cierra en Navidad, ahora se abre y después se vuelve a cerrar genera mucha confusión", ha comentado la socialista, que hubiese preferido que esta arteria central hubiese permanecido cerrada tras la Navidad.

El PSOE también ha pedido una campaña de información sobre la puesta en marcha del área por la que no podrán pasar los coches de los no residentes, que el equipo de Manuela Carmena prevé implantar en junio de 2018, y sobre la que según los socialistas "hay mucho desconocimiento".

"Que se ponga en marcha lo antes posible", ha reclamado Causapié, que considera que es "tarde" la fecha puesta por un gobierno que "se suele retrasar en casi todo".

La Gran Vía ha estado restringida al tráfico privado, aunque con excepciones (servicios de emergencia, mercancías, reparto o VTC, entre otros), desde el pasado 1 de diciembre hasta el 7 de enero.

Estas limitación de dos carriles por sentido y las vallas de protección de hormigón se mantendrán hasta que finalicen las obras de reforma y la implantación del Area de Prioridad Residencial de Centro, aunque desde el fin del dispositivo cualquier vehículo puede pasar por la Gran Vía.

Será en junio cuando se establezca como Zona Central de Cero Emisiones, que cerrará definitivamente el distrito al tráfico a los no residentes como parte del Plan A de Calidad del Aire y Cambio Climático.

A LA ESPERA DE LOS PRESUPUESTOS DE CARMENA

Además, la portavoz socialista en el Ayuntamiento de la capital, Purificación Causapié, ha advertido hoy al equipo de Gobierno de Manuela Carmena de que si quiere aprobar unos presupuestos con recortes por el cumplimiento de la regla de gasto tendrá que buscar como "aliado" al PP en lugar de a su grupo. "Estamos dispuestos a hablar sin hacer recortes. Si de lo que se parte es de una política de recortes y de ajuste en política social Ahora Madrid tiene un aliado para eso: el PP y el señor Montoro", ha dicho Causapié en declaraciones a los periodistas en una visita a la Gran Vía cuando le han preguntado por las negociaciones para aprobar las cuentas de 2018, prorrogadas por segundo año consecutivo.

Causapié ha dejado claro que los socialistas no apoyarán a Ahora Madrid para que lleve a cabo políticas del PP, "y los recortes en distritos, movilidad y lucha contra la contaminación", ha dicho, no forman parte del ideario político del PSOE.

Purificación Causapié ha explicado que el gobierno municipal no ha presentado aún a los socialistas ningún proyecto de presupuestos y por tanto no se ha iniciado la negociación con su grupo, que en los dos años anteriores apoyó las cuentas de Manuela Carmena.

"Nosotros no podemos sentarnos a negociar sobre la nada. Le toca hablar a la alcaldesa", ha dicho la socialista, que sin embargo no pondrá "plazos" a Carmena para la presentación de esa propuesta.

No obstante, ha advertido a Ahora Madrid de que "este año es crucial" y es el tiempo que le queda para "dejar claro cuál es su proyecto", que viene "marcado" por un presupuesto.

"Estamos en tiempo de fin de mandato y los madrileños tienen que ver el proyecto por el que hemos apostado", ha dicho la socialista.

Y aunque considera que "lo deseable" es tener un presupuesto, la portavoz socialista considera que sí es posible que el Ayuntamiento, la Comunidad de Madrid o incluso el Gobierno central "funcionen" con las cuentas prorrogadas, por lo que en su opinión no tiene sentido la petición del PP de que la alcaldesa se marche si no aprueba las cuentas.