El PSM anuncia una "ofensiva" para impedir desahucios de la EMSV en el barrio de San Fermín

El PSM anuncia una "ofensiva" para impedir desahucios de la EMSV en el barrio de San Fermín

El PSM ha anunciado una "ofensiva" para impedir los desahucios de viviendas en el barrio de San Fermín, con los que, según el candidato al Gobierno regional, Tomás Gómez, la Empresa Municipal de la Vivienda (EMVS) quiere "engordar fondos buitre a costa del sufrimiento" de sus inquilinos.

Gómez, acompañado del concejal y secretario de Movimientos Sociales del PSM, Pedro Zerolo, se ha reunido con los representantes de la Asociación de vecinos local, a quienes ha ofrecido de forma gratuita la mediación de los abogados del Partido Socialista.

Tras recordar que en San Fermín hay previstos quince desahucios y "muchos más" en otras zonas de Madrid, Gómez ha recordado que el PSM ha puesto sus abogados a disposición de los ciudadanos afectados por desahucios de la EMVS y del IVIMA (Instituto de la Vivienda de Madrid) para que les asesoren de forma gratuita.

El líder socialista madrileño ha escuchado el testimonio de varias de las personas sobre las que pesa la amenaza de un desahucio y a continuación, en declaraciones a la prensa, ha conminado a la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, como "responsable de la EMVS", a que se reúna con la representación vecinal para darle una solución a sus problemas.

El secretario general del PSM y candidato al Gobierno regional ha asegurado que la pretensión de la EMVS de sacar de sus viviendas a estas familias es una "indignidad" y ha añadido que se trata de familias "humildes" que no tienen ni para comer.

Según Gómez, el Partido y sus abogados defenderán a los vecinos "en el Ayuntamiento, en los juzgados, en la calle y donde haga falta porque no hay una causa más justa". También ha recordado que el PSM ha pedido a Botella un encuentro para tratar el problema de los desahucios y que no ha obtenido respuesta "pese a ser el primer partido de la oposición y representante de cientos de miles de madrileños".

El presidente de la Asociación de Vecinos de San Fermín, Víctor Renes, y algunos de los vecinos afectados por los desahucios han explicado que la EMVS "no se ocupa de las viviendas vacías" y que muchas de ellas "terminan convirtiéndose en problemas de seguridad para el vecindario".

Los vecinos han explicado también que la EMVS tiene una "estrategia" con los vecinos que consiste en no enviarles los recibos de cobro para poder tener el argumento de que los inquilinos no han abonado la renta.

"Ninguna familia se ha negado a pagar", ha dicho Renes, aunque sí ha reconocido que las familias querrían que se negociara con ellas una revisión de la renta acorde a su situación económica, al IPC o al indicador previsto en el contrato.

Renes ha denunciado también el "interés especulativo" y la "política de quitarse de en medio la vivienda pública" permitiendo que sea adquirida por particulares y abandonando la "función social" de estas viviendas. El pasado lunes los vecinos, acompañados de la PAH y de representantes socialistas, consiguieron la paralización de un desahucio en San Fermín, tras un acuerdo con la EMVS.

Los vecinos han denunciado además que la EMVS argumenta como motivo para desalojar a los inquilinos que incumplen las normas de convivencia, algo que estos desmienten, o que muchos vecinos "iletrados" no pueden ser acompañados por asesores y firman contratos que no comprenden.