PSM y vecinos exigen la apertura de la residencia para mayores de San Blas

El secretario regional del PSM, Tomás Gómez, ha denunciado esta mañana ante las instalaciones de la nueva residencia para mayores y personas con Alzheimer de San Blas que el edificio sigue "con la puerta cerrada" años después de haber sido finalizado y "recepcionado por el Ayuntamiento".

Gómez se ha reunido con representantes vecinales y del colectivo de mayores del distrito madrileño y ha considerado "hiriente" que una obra "terminada hace años" siga "sin prestar ningún servicio y por tanto sin atender a ninguna persona mayor de San Blas y de ninguna otra parte de la Coumunidad de Madrid".

Ha recalcado también que poner en marcha la nueva infraestructura, habilitada como centro de día y residencia, permitiría que "más de 250 personas" se beneficiasen de las instalaciones en un distrito de 165.000 habitantes, de los que 30.000 son personas mayores.

Además, ha apuntado que este caso "dramático" no es un caso "singular" ni una "excepción" en la Comunidad de Madrid, sino "lo que ocurre a lo largo y ancho de toda la Comunidad de Madrid", y ha citado casos similares de centros cerrados en Alcorcón, Pinto, Vallecas.

Gómez ha defendido que este centro podría servir además de "motor de creación de empleo" en el distrito de Madrid "con más desahucios por mes", ochenta.

Tras la reunión, Francisco Garzón de la Fuente, presidente del centro de mayores de San Blas, que agrupa a 20.000 socios, se ha preguntado "por qué se ha estancado todo eso de la residencia" y "por qué vale tanto dinero tener una residencia abierta".

De los 20.000 usuarios del centro de mayores, "la mitad en dos o tres años necesitamos una residencia", ha insistido, al tiempo que ha destacado que los vecinos tienen derecho a un centro cercano al lugar donde han desarrollado su vida.

Por su parte, Miguel Ángel García Sanz, presidente de la asociación de vecinos del polígono H de San Blas, ha denunciado que la infraestructura permanece "inutilizada" desde hace "prácticamente dos años", cuando según García Sanz se finalizó la construcción del edificio, y ha exigido su inauguración con una "dotación al 100 %".

El presidente de la asociación vecinal ha asegurado también que los vecinos han acudido a todas las instancias de la administración y remitido escritos "en todos los mecanismos de participación ciudadana que dispone el movimiento ciudadano" para activar el centro, pero sin éxito.

La Comunidad de Madrid anunció en marzo de 2006 la construcción de esta residencia en el barrio de las Rosas de San Blas, especializada en la atención de ancianos discapacitados y con 280 plazas de residentes y 60 de centro de día.

En el proyecto inicial estaba previsto que este centro, con un presupuesto de 23,5 millones de euros, atendiese además a enfermos de Alzheimer.