El PP quiere reducir subvenciones y cambiar la financiación de las universidades

El PP de Madrid, que gobierna en la región y en la mayor parte de los ayuntamientos, quiere cambiar el modelo de financiación de las universidades y reducir las subvenciones a sindicatos, patronal y partidos. Esos objetivos figuran en las ponencias que los populares madrileños aprobarán este fin de semana en su congreso, que cerrará el domingo el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.

En rueda de prensa, el también vicepresidente del Gobierno madrileño ha explicado que las ponencias que se van a desarrollar durante este encuentro estarán basadas en la necesidad de nuevas reformas liberalizadoras para "preservar el Estado de Bienestar" y sentar las bases de la reactivación económica madrileña, y entre ellas, ha destacado la concerniente a la reforma universitaria.

REFORMA DE LA FINANCIACION UNIVERSITARIA

A su juicio, la universidad "se debe vincular al mundo laboral y la empresa, con el fin último de que las universidades españolas se posicionen entre los centros educativos de referencia mundial y preparen los mejores profesionales". Para ello, la financiación de las universidades "debe evolucionar" condicionándose a los resultados académicos, de investigación aplicada y publicaciones.

"Hoy desgraciadamente no tenemos ninguna universidad española que se sitúe entre las mejores universidades del mundo. Queremos asociar la financiación al estímulo para conseguir que las universidades se sitúen entre las mejores", ha señalado González, quien ha explicado que, en definitiva, quieren vincular dicha financiación a "todos los parámetros que son evaluados internacionalmente a la hora de calificar a las universidades a la hora de hacer los rankings.

En otro orden de cosas, y también en el ámbito educativo, el PP propone introducir en los currículos de la formación reglada los contenidos de "fomento de la iniciativa empresarial", cuyo objetivo será familiarizar a los alumnos con la cultura emprendedora de la innovación y el esfuerzo además de dotarles de los conocimientos necesarios para la elaboración de planes de negocio.

TEMPORADA LIBRE DE REBAJAS

Por otro lado, el PP de Madrid propone la reforma del artículo 25 de la ley 7/1996 de Ordenación del Comercio Minorista de forma que los comerciantes tengan plena libertad para organizar sus temporadas de rebajas. En la actualidad, según ha explicado González, los comercios pueden acogerse al periodo de rebajas durante un mínimo de una semana y un máximo de dos meses.

Además, solo tienen dos periodos establecidos por la administración, que suelen coincidir con el invierno y el verano, entre el 1 de enero y el 31 de marzo, y entre el 21 de junio y el 21 de septiembre. Con esta propuesta, ha explicado el secretario general del PP madrileño, se trata de dar "plena flexibilidad a los comerciantes para establecer estos periodos de rebajas".

En la ponencia económica, redactada por Percival Manglano, Pedro Calvo y Luis Asúa, el PP de Madrid incide en que "aquellos territorios donde más se apoye a los emprendedores están llamados a liderar el futuro, por ello, Madrid debe ser vanguardia en promover nuevas experiencias o en trasponer las de más éxito de todo el mundo".

En este sentido, el PP de Madrid plantea la trasposición de medidas de éxito de otros países como una reforma de la normativa vigente que permita a las nuevas empresas disponer de un régimen fiscal que les facilite no pagar impuestos durante los primeros años de vida bajo determinadas condiciones de facturación y siempre buscando la creación de empleo.

También en el ámbito fiscal, se considera oportuna la rebaja del tipo impositivo para las ampliaciones de capital con el objetivo de captar nuevas inversiones, fundamentalmente para las empresas jóvenes; y la implementación de zonas francas de emprendedores con exenciones fiscales para determinadas actividades que aporten un alto valor añadido.

En la misma línea, González ha señalado que el PP propone la mejora del marco fiscal e institucional de los business angels (inversiones privados que compran una participación temporal y minoritaria del capital de empresas nuevas) para mejorar la capacidad de financiación de los emprendedores.

González ha explicado que en la ponencia también se propone promover un gran acuerdo entre administraciones públicas, universidades y grandes empresas del territorio para alinear bajo una misma estrategia los fondos destinados a impulsar la innovación de los emprendedores.

En materia comercial, el PP de Madrid propondrá la implantación de BIDs o Distritos de Desarrollo Empresarial, que en el mundo anglosajón, según los populares, "ha demostrado tener una gran capacidad de atracción de empleo y de riqueza". En su constitución participarían asociaciones del sector privado, con capacidad de gestión pública.

Esto, según González, les permitirá participar de manera efectiva en el desarrollo y mejora de los servicios públicos, al otorgarles la capacidad de decidir el destino de la financiación que aportan y gestionarla de forma conjunta hacia un objetivo común.

En la misma línea, el PP cree que conviene avanzar hacia un sistema voluntario para el desempleado y al mismo tiempo complementario con el sistema público, para conseguir una mayor rapidez de inserción en el mercado laboral, mediante el cobro de parte de las prestaciones a través de empresas colaboradoras, clasificadas como Agencias de Colocación que harían el servicio de intermediación laboral. Según esta propuesta, tanto la empresa como la Administración obtendrían beneficios si el desempleado accede a un puesto de trabajo en los primeros meses.

SUPRESION DE SUBVENCIONES

Durante la rueda de prensa, González ha señalado que las administraciones gobernadas por el PP de Madrid buscarán "siempre" no subir sus impuestos y "cuando sea posible", bajarlos, dentro de sus políticas de gestión eficiente puestas ya en marcha, según ha dicho González desde el año 2008.

"Nuestro objetivo es salir de la crisis y para ello es necesario sustituir un modelo económico enfermo, basado en la subvención y en la regulación, por un modelo económico sano, basado en valores como la iniciativa, el esfuerzo, el trabajo, el talento y la responsabilidad", ha considerado.

Por ello, el PP de Madrid cree que las subvenciones a los sindicatos, patronales y partidos políticos deben ser reducidas y que estas organizaciones deberán tender a vivir de las cuotas de sus afiliados. En este sentido, ha venido a decir que desde la Comunidad de Madrid, dentro de sus competencias, continuará reduciendo estas subvenciones.

Además, las administraciones gobernadas por el PP en la Comunidad de Madrid no subvencionarán a las ONG ninguna actividad por encima del 75 por ciento de su coste, según explica el partido.

Preguntado por si estas propuestas las aplicará el Gobierno regional, González ha señalado que todas aquellas que se enmarquen dentro de sus competencias, las irá desarrollando en los próximos meses o años, mientras que las que implique un cambio en la legislación estatal, trasladarán sus propuestas al Gobierno central para que procedan a acometer dichos cambios en el caso de que lo vean factible.

González ha destacado que "son necesarias reformas educativas, fiscales, burocráticas, financieras y culturales que hagan posible que Madrid, con sus ciudadanos emprendedores e innovadores, recupere el impulso y haga más atractivo nuestro territorio para acoger a las personas con más talento de todo el mundo".

AGUIRRE REPETIRÁ

La presidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre, será reelegida al frente del PP madrileño en el XV congreso que se celebrará este fin de semana. Aguirre es la única candidata a la presidencia del partido, que asumió hace dos congresos y de la cita saldrá también el Comité Ejecutivo, con Ignacio González como previsible secretario general.

Con el lema "Comprometidos por Madrid", al congreso asistirán 2.492 compromisarios que representan a 93.453 afiliados al PP de Madrid.

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, tomará la palabra el sábado, en la primera jornada de un congreso al que están invitados presidentes autonómicos del PP y del partido en diferentes regiones, aunque no asistirá la secretaria general y presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal.