El PP madrileño no ve motivos para exigir responsabilidades al alcalde de Brunete

El PP madrileño no ve motivos para exigir responsabilidades al alcalde de Brunete

El PP de Madrid no ve motivos para exigir responsabilidades políticas al alcalde de Brunete, Borja Gutiérrez, por el supuesto intento de compra de una concejala de UPyD, ya que los hechos denunciados son "poco o directamente nada verosímiles" y se basan en una conversación que "admite interpretaciones".

Así se desprende del informe encargado por la presidenta del partido, Esperanza Aguirre, a los vicesecretarios del PP regional Bartolomé González y Javier Lasquetty, para determinar la responsabilidad del alcalde de Brunete en el caso, informe que Aguirre quería tener terminado antes de finales de julio.

El informe entiende que no se pueden exigir responsabilidades al primer edil de Brunete porque la concejala de UPyD que le denunció, Isabel Cotrina, admite en un momento de la grabación que Gutiérrez "no le ofreció dinero ni trabajo para su hija", han explicado en rueda de prensa Aguirre y Bartolomé González.

González y Lasquetty han hablado con Borja Gutiérrez, con el anterior alcalde del PP de Brunete y con todos los concejales que pudieran tener que ver con el asunto, además de escuchar toda la grabación que hizo Cotrina (más de tres horas), para realizar su informe.

Tras analizar todos los datos, el informe sostiene que "no parece que existan motivos suficientes ni evidencias claras" que "deban conducir a una exigencia de responsabilidad política del alcalde Borja Gutiérrez, dado que una parte de las acusaciones vertidas son poco verosímiles o directamente inverosímiles, y otra parte se basa en fragmentos de una larga conversación que admiten interpretaciones completamente diferentes a las que sostienen quienes le acusan".

Aguirre ha puesto el acento en el hecho de que Cotrina -que "tuvo mala suerte" y no sabía apagar la grabadora que llevaba escondida en la ropa y, por ello, se escucha su conversación posterior con el otro concejal de UPyD- admite ante su compañero de partido que Gutiérrez no le ha ofrecido ni dinero ni trabajo para su hija.

SEGÚN AGUIRRE, LO QUE GUTIERREZ OFRECÍA ERAN PACTOS DE GOBIERNO Y NO UN INTENTO DE COMPRA PERSONAL

También es relevante para desmontar su teoría, según Aguirre, que Cotrina le dijera al alcalde que tendría que comentar sus ofertas con el resto de UPyD, lo que, según el PP, demuestra que lo que Gutiérrez le ofrecía era pactos de partido para gobernar, y que no se trataba de un intento de compra personal.

Bartolomé González ha especificado que en la conversación Cotrina admite que es UPyD quien promueve el encuentro con el alcalde, y no éste, a pesar de que sería normal que Gutiérrez se reuniera con todos los grupos políticos para intentar llegar a acuerdos, dado que ganó las elecciones con mayoría simple.

También sorprende al PP que Cotrina hiciese una primera grabación sólo tres días después de las elecciones locales del 25 de mayo, cuando ni siquiera se sabía que Gutiérrez iba a ser investido alcalde -el cabeza de lista, Félix Gavilanes, renunció a la alcaldía un día antes de su toma de posesión del cargo-.

Y, entre otras "contradicciones", el PP tampoco ve creíble la acusación de Cotrina de que otra concejala popular, María del Mar Nicolás, le hubiera hecho un ofrecimiento por escrito que la edil de UPyD habría "roto". "No se entiende que lo rompa cuando ya desde el minuto uno empieza a hacer grabaciones", asegura el PP.

Preguntada sobre si ve bien que el PP haga este tipo de negociaciones, Aguirre ha asegurado que si en alguna localidad no cuenta con mayoría suficiente para gobernar, "sin duda" ofrecería pactos a otros partidos políticos, "¿por qué no?", y ha recordado que ella misma formó parte de un Gobierno de coalición (PP y CDS) en el Ayuntamiento de Madrid.

Con todo, Aguirre ha asegurado que si aparecen "nuevas evidencias" al PP no le "temblará el pulso". "Si se demuestra que se ha cometido alguna irregularidad, ilegalidad, o si el alcalde queda en entredicho, evidentemente dimitirá", ha zanjado.