El PP critica el proyecto de la A-5 y pide soterrar su salida y crear una gran zona verde

El PP critica el proyecto de la A-5 y pide soterrar su salida y crear una gran zona verde

El portavoz del PP en el Ayuntamiento de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha criticado esta mañana el plan del Gobierno municipal de reducir la velocidad a 50 kilómetros por hora y la implantación de pasos de cebra y semáforos en la A-5, porque entiende que "incrementa" el nivel de atascos y, por tanto, de contaminación. Además, ha propuesto soterrar la salida de esta autovía en la capital y diseñar una gran zona verde al estilo de la acometida con Madrid Río, un proyecto que ve factible ante la situación de superávit de las cuentas municipales.

"Esto redunda, además, en perjuicio de todos aquellos que quieren venir a Madrid a trabajar, a restaurantes, a cines o a teatros; y también en la calidad del aire", ha insistido, para recalcar que "la propia alcaldesa reconoció que con el proyecto se iba a incrementar en un 350 por ciento los atascos de entrada a Madrid". Así lo ha indicado Martínez-Almeida esta mañana en la reunión mantenida con los alcaldes de Boadilla del Monte, Antonio González Terol y de Alcorcón, David Pérez, en la que también han estado presentes otros portavoces y representantes populares de municipios como Móstoles, Leganés, Fuenlabrada, y Arroyomolinos, Getafe y Villaviciosa de Odón, donde han analizado las reformas que se van a llevar a cabo en la A-5 y se han planteado soluciones.

Para Martínez-Almeida, la alternativa es clara y "se puede ejecutar" porque "ya está diseñada". "Hay una solución que puede alcanzar un consenso fácil, que soterremos la salida de la carretera de Extremadura. Hagamos una gran zona verde estilo Madrid Río a través de la salida del paseo", ha dicho para añador que "un Ayuntamiento con mil millones de euros de superávit, que solo gasta el 35 por ciento de su presupuesto en materia de inversiones, puede hacer esta inversión".

En esta línea, ha insistido en señalar que Madrid tiene que ser una ciudad amable y acogedora, con una política de movilidad "basada en las alternativas y las soluciones, no sólo en las restricciones"; e implementando medidas como los estacionamientos disuasorios, el transporte público y en la creación de las infraestructuras necesarias para garantizar un desplazamiento sostenible.

"Manuela Carmena está fracasando estrepitosamente en materia de movilidad para reducir la contaminación y mejorar los índices de calidad del aire porque lo aborda sólo desde la perspectiva del vehículo privado y no desde la creación de alternativa", ha concluido.

La misma lectura ha hecho el alcalde de Boadilla del Monte, Antonio González Terol, quien ha criticado que con la puesta en marcha de estos semáforos a la altura de Campamento se "condiciona la libre circulación de los ciudadanos de los alrededores de la capital, la creación de riqueza de los municipios y, sobre todo, aumenta el colapso por la concentración de esos vehículos en puntos muy concretos de atasco donde, además, se están generando muchas más emisiones".

Asimismo, el primer edil de Alcorcón, David Pérez, ha recordado que hace dos años su Consistorio interpuso una demanda contra algunas de las medidas del Ejecutivo de Carmena por entender que vulneraban los derechos de los vecinos. "Y lejos de archivarse, ha sido elevada al Tribunal Superior de Justicia. Ahora, estamos pendientes de un fallo", ha aseverado, criticando que se tomaran ese tipo de iniciativas "que nos afectan" de forma unilateral.