El PP critica las obras del Lago de la Casa de Campo

El portavoz en Medio Ambiente del PP en el Ayuntamiento de Madrid Fernando Martínez-Vidal, ha criticado hoy que las obras para vaciar el lago de la Casa de Campo supongan sacrificar a seis toneladas de peces espetando, a modo de villancico, un "pero mira como mueren los peces en el río".

El 'popular' ha aprovechado la analogía para desear una feliz Navidad a los ediles que forman parte de la comisión de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento de la capital y ha comparado el sacrificio de las especies invasoras que habitan en el lago artificial con las medidas antitaurinas del Gobierno de Carmena.

Críticas que ha rechazado la delegada de Medio Ambiente y Movilidad, Inés Sabanés, que ha recordado que existe una normativa respecto a las especies invasoras que el Ayuntamiento está obligado a cumplir y que ésta es "clara y contundente" sobre el sacrificio. "No han llegado con nosotros ni las cotorras, ni las carpas", ha añadido Sabanés culpando al PP de inacción con las especies invasoras que habitan en la capital.

El Ayuntamiento de Madrid comenzó ayer las obras para vaciar los 158.000 metros cúbicos del lago de la Casa de Campo que estará ocho meses en dique seco para reconstruir su perímetro ante los desprendimientos del muro actual.

La inversión municipal, de 2,6 millones de euros, renovará el entorno paisajístico del lado sumando bancos corridos, hamacas para recostarse, un nuevo mirador para observar el Palacio Real o La Almudena y tres zonas con usos diferenciados: la playa, con pradera para tumbarse al sol, la plaza, con terrazas y la 'calle', concebida para pasear.