El Orgullo en Madrid atrae a menos turistas que en 2017 pero gastarán más

Las fiestas del Orgullo 2018 en Madrid atraerán a más de un millón de visitantes a la capital, menos que en la edición de 2017 por la itinerante y más dimensionada World Pride, pero el gasto previsto será mucho mayor e incluso podría doblar al registrado el año anterior.

Los organizadores del evento calculan que la pasada edición del Orgullo Madrid se cerró con casi 3 millones de visitantes, frente a los entre 1 y 2 millones que se espera para este año, según la Delegación de Gobierno.

En 2017, el gasto global durante los ocho días de celebración alcanzó los 115 millones de euros, según las cifras del Ayuntamiento de la capital, en tanto que los cálculos de la Confederación del Comercio Especializado en Madrid (Cocem) sitúan este desembolso entre los 150 y los 200 millones para este año.

En este sentido, el presidente de la Confederación de Comercio de Madrid, Luis Pacheco, calcula que Madrid recibirá en torno a 1 millón de visitantes por este evento y que el gasto medio por viajero será de unos 500 euros en sectores como el ocio cultural, el comercio, la hostelería y la restauración y el hotelero.

Por su parte, el presidente de Madrid Foro Empresarial, Hilario Alfaro, subraya que es un evento de primer nivel para la ciudad, que hace "Marca Madrid" y que supone un empuje al gasto medio de los turistas que visitan la ciudad.

De hecho, sostiene, el gasto medio diario del turista LGTBI es entre un 30 % y un 40 % más alto que el del turista generalista. "Este año, post World Pride, se debe consolidad la imagen de Madrid como una de las ciudades más 'gay friendly' del mundo", añade Alfaro.

ALTA OCUPACION HOTELERA

En cuanto a los datos del sector hotelero durante los días del Orgullo, la ocupación media es alta en los alojamientos de menor categoría y desciende progresivamente conforme se eleva el número de estrellas.

Así, las pymes hoteleras de la capital, que incluyen hostales y pensiones, esperan un 8 % de crecimiento de la ocupación, que alcanzaría el 87 %, con picos durante el fin de semana que "superarán los récords alcanzados en el World Pride del año pasado".

La Asociación de Empresarios del Hospedaje de la Comunidad de Madrid (AEHCAM) ha comunicado, en cuanto a los precios, que se ha producido un descenso de alrededor de un 10 %, lo que a su juicio ha contribuido también a la mejora de la ocupación.

La cadena hotelera Room Mate, que dispone de cuatro hoteles en el centro de Madrid de 3 y 4 estrellas, prevé este año una ocupación de entre el 85 % y el 90 %, ligeramente inferior a las cifras que registró en 2017, cuando las reservas se completaron al 100 % un mes antes.

Este año, la cadena hotelera ha bajado los precios de las habitaciones un 20 % respecto al año pasado debido a que el evento no tiene la proyección internacional que tuvo en 2017.

Según Room Mate, el 60 % de los turistas que acuden a Madrid con motivo de esta celebración procede de destinos internacionales - entre los que destacan el Reino Unido, Italia, Francia, Alemania y Estados Unidos- y se alojan en la capital una media de 3,5 días.