Once nuevos semáforos con radar se ponen en marcha en la capital

Aumentar la seguridad de viandantes y conductores es el objetivo de los once nuevos semáforos con control de seguridad que se han puesto en marcha en Madrid este lunes.

Se trata de once nuevos equipos de control de paso de vehículos en fase roja que irán rotando en los cruces regulados por semáforos para elevar la seguridad de peatones y ciclistas y evitar colisiones de vehículos. Una señal vertical advertirá a conductores y peatones en los pasos dotados con este control de seguridad.

Se continúa así con una medida implantada en 2005, cuando se instalaron los primeros quince equipos con el fin de aumentar la seguridad vial en la ciudad. El seguimiento efectuado hasta la fecha en las localizaciones donde se han instalado demuestra los buenos resultados.

La velocidad de los vehículos en los tramos donde se han colocado se ha ajustado a la legalmente establecida ya que los conductores que circulan a mayor velocidad se ven obligados a reducirla porque no disponen de tiempo de reacción para realizar la parada del vehículo antes de la línea de detención. Por esa razón, se ha producido una disminución de las altas velocidades antes observadas así como una disminución drástica de los accidentes acaecidos en el entorno de los equipamientos.

Los puntos donde se situarán los once nuevos equipos son zonas con gran afluencia de peatones y se han seleccionado en función de estudios previos que aconsejan la instalación de un sistema de control de la fase roja de semáforos con el fin de reforzar la seguridad del peatón.