Once detenidos y 9 imputados en una operación contra los radicales del 22M

Once detenidos y 9 imputados en una operación contra los radicales del 22M

Entre los 11 detenidos este viernes en el marco de la 'operación Puma 70' hay uno de ellos que está fichado por la Policía por su pertenencia en el pasado a grupos de extrema derecha, una mujer, dos hermanos y el único extranjero del grupo es de nacionalidad ecuatoriana, según han informado fuentes de la operación.

Estas mismas fuentes han precisado que todos ellos tienen edades comprendidas entre los 18 y los 26 años y sus identidades responden a las iniciales de A.S.B, J.U.P, D.R.S, K.M.S, R.G.M, I.N.C, G.F.H, E.F.H, C.B.B y J.B.U. Todos ellos cuentan con un perfil marcadamente violento, según las mismas fuentes consultadas. El último de los 11 detenidos hoy ya se encontraba en prisión y responde a las iniciales de M.M.S.

Se trata del único que permanece en prisión de los 21 que fueron detenidos la noche del 22M. Se le acusaba de haber golpeado en la cabeza a un agente con una piedra de grandes dimensiones. Además los investigadores han podido comprobar que además atacó a otro agente con una lanza artesanal llegando a perforar su chaleco.Sobre el joven con pasado en la ultraderecha las fuentes consultadas han considerado que habría cambiado de tendencia a una ideología contraria ya que los radicales desplegados aquel día en Madrid eran pertenecientes a grupos de extrema izquierda.

SE ESPERAN MAS ARRESTOS

Entre los 11 arrestados hay miembros de grupos de extrema izquierda y antifascistas así como integrantes de los 'Bukaneros', los seguidores radicales del Rayo Vallecano de Madrid, según las fuentes policiales. Las detenciones practicadas este viernes son la primera fase de una operación que podría derivar en más arrestos en los próximos días. La operación se ha desarrollado desde las 6.00 horas y todos los arrestos han tenido lugar en la Comunidad de Madrid. Por el momento, todos los arrestados son mayores de edad y se les acusa de desórdenes públicos, atentado contra la autoridad y lesiones.

Para lograr la identificación de estos detenidos ha sido fundamental la colaboración ciudadana. La Policía ha recibido llamadas de ciudadanos informando de la identidad de personas a partir de la imágenes de videos difundidas desde ese día en el que resultaron heridas 100 personas, entre ellas 67 policías.

La Fiscalía de la Audiencia Nacional ha solicitado nuevos informes policiales sobre los detenidos, han informado fuentes del Ministerio Público. La Fiscalía quiere determinar de este modo si existe relación entre los detenidos y grupos anarco-insurreccionalistas y si la Audiencia Nacional es competente para investigar los hechos.

Trabajará en coordinación con la Fiscalía de Madrid, encargada por el momento de la investigación sobre los desórdenes que se investigan en el Juzgado de Instrucción número 30 de Plaza Castilla, han agregado las mismas fuentes.

La operación ha recibido el nombre de Puma 70, que es el nombre del subgrupo del GRUPO 7 de la Unidad de Intervención Policial (UIP) de Madrid que se quedó aislado en el Paseo de Recoletos recibiendo las mayores agresiones de los violentos.

PIDEN NUEVOS INFORMES

La Fiscalía de la Audiencia Nacional ha solicitado nuevos informes policiales sobre los detenidos, según han informado fuentes del Ministerio Público. La Fiscalía quiere determinar de este modo si existe relación entre los detenidos y grupos anarco-insurreccionalistas y si la Audiencia Nacional es competente para investigar los hechos.

Trabajará en coordinación con la Fiscalía de Madrid, encargada por el momento de la investigación sobre los desórdenes que se investigan en el Juzgado de Instrucción número 30 de Plaza Castilla, han agregado las mismas fuentes. En los disturbios ocurridos en Madrid tras las Marchas de la Dignidad resultaron heridas un total de 101 personas, de las cuales 67 fueron policías.

LOS SINDICATOS POLICIALES NO ACUDEN A LA REUNIÓN CON LA DIRECCIÓN DE LA POLICÍA

Los sindicatos policiales no han acudido a una reunión a la que habían sido convocados con el director adjunto operativo de la Dirección General de la Policía en relación con los incidentes tras las Marchas de la Dignidad del pasado 22 de marzo.

Fuentes sindicales han explicado que los sindicatos convocados (SUP, CEP, UFP y SPP) han tomado esta decisión debido a que la convocatoria que se les hizo era para hablar de la jornada laboral y del equipamiento de protección y no de la información reservada abierta sobre los posibles errores del operativo policial.

Desde los incidentes, los sindicatos policiales han reclamado a la Dirección General de la Policía información de qué pudo fallar para que el mayor dispositivo jamás desplegado en una movilización de estas características, con 1.750 antidisturbios, acabara con tantos policiales heridos.

Los altercados más graves se registraron en los alrededores de la plaza de Colón donde unos quince agentes de los antidisturbios se vieron rodeados por cerca de un millar de manifestantes violentos, que les arrojaron botellas, piedras y petardos, además de protagonizar importantes destrozos en lunas, marquesinas, daños en sucursales bancarias o la quema de contenedores.

Los sindicatos policiales han denunciado en repetidas ocasiones la mala planificación del dispositivo policial desplegado para las Marchas por la Dignidad y han reclamado de la Dirección de la Policía que les faciliten la información reservada ordenada para esclarecer qué pudo fallar en el dispositivo.