Once detenidos en el desalojo de una familia 'okupa' en Villaverde

policia300hoy
policia300hoy |archivo

El desalojo de una familia 'okupa' con dos menores de edad en la calle Unanimidad del distrito madrileño de Villaverde ha acabado con once detenidos y cinco personas atendidas por los servicios sanitarios.

El desalojo, ordenado por el Juzgado de Instrucción número 10 de Madrid, estaba previsto para las 09.30 horas, pero varias unidades de la Unidad de Intervención Policial o antidisturbios han llegado a la zona alrededor de las 07.00, según fuentes de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH).

La Policía Nacional ha detenido a once personas y ha trasladado a otras once a la Comisaría de Usera para proceder a su identificación.

Los once arrestados han sido trasladados a la Brigada Provincial de Información de Madrid.

CRISIS DE ANSIEDAD

Entre las 07.30 y las 08.00 de la mañana una unidad básica del Samur ha realizado dos atenciones: a un chico con una crisis de ansiedad y a un joven con contusiones leves. Ambos están ya dados de alta, según fuentes Emergencias Madrid.

El Summa también ha atendido a dos personas con crisis de ansiedad y a una con hematomas que han sido dados de alta en el lugar, según un portavoz de Emergencias Comunidad de Madrid 112.

Alrededor de cien personas acamparon durante la noche frente al número 23 de la calle de la Unanimidad, en Villaverde, convocados por la PAH, para evitar el tercer intento de desalojo de esta familia 'okupa', que finalmente ha ejecutado esta mañana la Empresa Municipal de Vivienda y Suelo (EMVS), con la intervención de los agentes antidisturbios de la Policía Nacional.

La delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, ha explicado -a preguntas de los periodistas en una rueda de prensa sobre una operación policial- que los once detenidos están acusados de resistencia y desobediencia a la autoridad, mientras que las otras once personas que han sido trasladadas a Comisaría para su identificación se habían negado a hacerlo en el lugar.

Cifuentes ha recordado que los alzamientos siempre son ordenados por un juzgado y las fuerzas y cuerpos de seguridad se limitan a cumplir y hacer cumplir la ley.