Obras de mejora y reposición del firme de la M-220 en Torres de La Alameda

La Comunidad de Madrid, a través de la Dirección General de Infraestructuras, ha iniciado hoy las labores de reposición del firme de la carretera M-220 a su paso por Torres de la Alameda. Esta actuación mejorará el trazado y conservación de la vía a su paso por el municipio.

Las actuación se desarrollará durante los próximos 3 días en los que se llevarán a cabo las labores de fresado, reposición de la mezcla bituminosa y posterior pintado de las marcas viales.

Cuenta con un presupuesto de 33.759 euros que se emplearán en la mejora del trazado de la vía a lo largo de casi un kilómetro (P.K. 18+000 al P.K.18+800), de los 23,8 kilómetros con que cuenta la carretera, donde se extenderán 548 toneladas de mezcla bituminosa.

Ésta es una de las 50 actuaciones que se están llevando a cabo en la región durante este verano como parte de la campaña de mejora de la red de carreteras de la Comunidad de Madrid, que permitirá reforzar y mejorar la seguridad en distintos puntos de la red de transportes y comunicaciones.

El consejero de Transportes, Vivienda e infraestructuras de la Comunidad de Madrid, Pedro Rollán, ha visitado Torres de La Alameda donde ha comprobado el avance de las obras. Rollán ha señalado la importancia que tiene este tipo de actuaciones en los pequeños municipios de la región, ya que “estas actuaciones menores son las que a la larga contribuyen a mejorar, no solo la seguridad en nuestras carreteras, sino a reducir la siniestralidad de las mismas. Este hecho es, además, muy significativo en la Comunidad de Madrid, ya que en la última década se ha reducido hasta en un 70% la mortalidad en las carreteras regionales”.

“El objetivo del Gobierno es seguir invirtiendo en el mantenimiento y conservación de los 2.600 kilómetros de la red viaria regional y contribuir en la medida de los posible a dotar de una mayor cohesión territorial a la región de Madrid, a través de una buena red de comunicaciones. Madrid es foco de atracción empresarial no solo por las facilidades que encuentran las empresas para asentarse en la región, sino porque cuenta además entre otros atractivos, con una buena red de comunicaciones por carretera”, ha señalado el consejero.

La M-220 une la A-3 en Perales de Tajuña con la M-300 a la altura de Villalbilla y registra una intensidad media de 2.687 vehículos al día, de los que casi el 10 por ciento son vehículos pesados.