Nuevos vehículos para la Policía Municipal de Madrid

coche_policiamunicipal470
coche_policiamunicipal470 |archivo

Policía Municipal contará con 337 vehículos, en régimen de renting, más modernos y seguros. Incluyen todo el equipamiento policial: puentes luminosos, cámara de lectura de matrículas y de circuito cerrado de televisión, el ordenador, y las señales luminosas portátiles.

Este jueves la Junta de Gobierno de la Ciudad de Madrid ha dado luz verde al contrato de arrendamiento de vehículos para la Dirección General de Seguridad y el cuerpo de Policía Municipal de Madrid. El arrendamiento, con mantenimiento y seguro incluido, representa un gasto de 13.382.688 euros y, como novedad, incluye el alquiler de furgones para el traslado de los perros así como el arrendamiento de motos tipo scooter con el objeto de renovar también el parque de esta flota.

La optimización de este equipamiento y la adecuación de los modelos de los vehículos a las distintas funciones a las que están destinados, ha permitido incrementar el número de unidades a renovar.

La dotación a las diferentes Unidades de la Dirección General de Seguridad de los vehículos que precisan para el desarrollo de sus funciones viene realizándose, en los últimos años, mediante procedimientos de “renting”, es decir, acordando con alguna empresa la disposición de los vehículos en régimen de arrendamiento, a cambio de un canon mensual fijo que comprende tanto el uso del vehículo como el mantenimiento y los seguros del mismo.

El plazo de duración del contrato es de 48 meses desde la entrega de los vehículos, un periodo de tiempo que permite obtener mejores precios, por ser el más adecuado para que los posibles ofertantes equilibren los importes percibidos por el contrato con el valor inicial de los vehículos y los residuales a su devolución. El contrato podrá prorrogarse por un plazo máximo de 12 meses de manera que la duración total del contrato incluidas prórrogas no podrá superar 60 meses.