Nuevo sistema patra evitar ingresos en la UCI de pacientes hospitalizados

HOSPITALCLINICO
HOSPITALCLINICO |Archivo

Especialistas han diseñado recientemente un sistema informático que permite detectar precozmente alteraciones en pacientes hospitalizados y evitar su ingreso en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI).

En concreto, esta 'UCI sin paredes', que ya ha ganado más de un premio por su innovación, consiste en "escanear las analíticas de todos los pacientes del hospital y detectar a los que, estén donde estén ingresados, puedan desarrollar alguna alteración que vaya a motivar, posteriormente, su ingreso en UCI", explica a Europa Press uno de sus impulsores, el jefe del Servicio de Medicina Intensiva del Hospital Universitario del Henares (Madrid), el doctor Federico Gordo.

A su juicio, la forma de gestionar estas unidades va a ser distinta próximamente, ya que el hospital del futuro "va a ser un entorno tecnológico donde va a haber fundamentalmente pacientes graves". Para él, el resto de los enfermos "seguramente se van a poder manejar a distancia a través de sistemas de telemedicina".

Ahondando en este nuevo sistema, Gordo expone que éste permitirá adelantar el tratamiento de los pacientes, lo que "mejorará su pronóstico y ahorrará costes". En este sentido explica que se ha conseguido demostrar la reducción del gasto en la atención con el empleo de herramientas tecnológicas.

YA SE HA EXPUESTO A LA CONSEJERIA DE SANIDAD DE MADRID Y AL MINISTERIO

Esta innovación, que se está aplicando actualmente en el Hospital Universitario del Henares ha sido presentado ya a la Consejería de Sanidad de la Comunidad Autónoma de Madrid y al Ministerio de Sanidad, a los que se les ha explicado que su implantación "apenas" supondría inversión. Además, su implementación repercutiría en un ahorro de dos millones de euros al año en Madrid, "con sólo reducir en una décima la estancia media diaria en UCI", subraya.

Gordo, que afirma que ha quedado comprobado un descenso "en la mortalidad y en los eventos por parada cardiaca dentro del hospital", añade que se está empezando a trabajar también con un sistema de monitorización a distancia mediante un sistema 'wifi'.

Este permite a los intensivistas "estar en contacto con médicos de otras especialidades y con el personal de enfermería de planta para monitorizar variables fisiológicas de los pacientes. Con ello, se facilita la detección de posibles alteraciones "antes de que los pacientes se encuentre en estado crítico y tengan que ingresar en UCI", sostiene.

A ello se ha referido también a Europa Press el vicesecretario de la Sociedad Española de Medicina Intensiva (Semicyuc), el doctor Frutos del Nogal, que señala que cuánto antes se detecte a una persona como posible paciente grave, "más se puede hacer".

Por su parte, el presidente de la Sociedad de Medicina Intensiva de la Comunidad de Madrid (SOMIAMA), el doctor José Angel Sánchez-Izquierdo, subraya a Europa Press el hecho de que, a pesar de que la UCI es una unidad cara, también lo es "muy eficiente". "Los buenos resultados que conseguimos, lo hacemos con el menor coste posible", concluye.