Nace 'M Producto Certificado' para distinguir la calidad de los productos y alimentos de Madrid

certificadomadrid_1
M Producto Certificado |Archivo

La Comunidad de Madrid ha creado una nueva marca de garantía, M Producto Certificado, para certificar y distinguir en el mercado los productos y alimentos de calidad producidos, elaborados y transformados en la región, según han informado desde la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del territorio.

Para el Gobierno regional, este nuevo sello de garantía permitirá trasladar a los madrileños la existencia de una oferta de productos de calidad íntegramente generada en su ámbito territorial, y sensibilizarlos sobre las ventajas medioambientales de consumir estos alimentos producidos o elaborados en la región.

Se espera que la adhesión a la marca tenga un impacto especialmente positivo para los productores y elaboradores madrileños, "ya que supone un incremento notable del valor añadido de los productos y una gran contribución al desarrollo socioeconómico sostenible y al asentamiento de población en el medio rural".

Algunos de ellos, ya consultados desde el Gobierno regional para presentarles la marca, han acogido con "gran satisfacción" este sello que les permitirá competir de igual a igual con otras como Galicia Calidade; Tierra de Sabor, de Castilla y León; Reyno Gourmet, de Navarra; Andalucía Calidad Certificada; o Alimentos del Paraíso Natural, de Asturias.

Esta iniciativa se pondrá en marcha a finales de año y se prevé que de entrada en una primera fase se adhieran 300 empresas que pondrán en el mercado hasta 1.500 referencias de productos.

INSPIRADA EN LA SEÑALECTICA VIARIA DE MADRID DE LA ILUSTRACION

El logotipo, una M en un enrejado tipo mosaico, recupera y reproduce el viejo proyecto de señalización de las calles de la capital que Carlos III, siendo alcalde de Madrid, preparó para la ciudad sobre azulejos, con una gran M en tipografía Ibarra Real, el tipo de letra original del proyecto dirigido por Joaquín Ibarra y Marín, impresor de cámara también de Carlos III y seleccionado para la reimpresión del Quijote en la época.

La retícula de 3 por 3 que sirve de fondo a esa M está inspirada por tanto en la señaléctica viaria de Madrid de la Ilustración, la cuadrícula de 9 azulejos con ilustración incluida y el nombre de cada calle o plaza que puede verse sobre todo identificando las calles del centro de la capital.

"Pretende fundir en una imagen muy gráfica que represente a Madrid, la Ilustración, la investigación, la tradición, y el arte, maridándolos con la calidad de los productos agroalimentarios de la región", aseguran desde la Consejería.

CONDICIONES DE USO

El Gobierno regional ha elaborado un Reglamento de uso de la marcde garantía M Producto Certificado para establecer y determinar las condiciones y los requisitos que deben cumplir las empresas autorizadas a utilizarlas, y los productos para los que se conceda dicha autorización.

Entre ellos se encuentran algunas como disponer de un pliego de condiciones en el que se establezca la forma de producción, elaboración y transformación de los productos; o la implantación de un procedimiento de autocontrol interno.

También es necesario el sometimiento a un control externo realizado por una entidad independiente de control autorizada u organismo equivalente como comités, Consejos Reguladores y Organismos Independientes de Control acreditados; y sometimiento al control del titular de la marca que comprobará el cumplimiento de los requisitos exigidos para el uso de la misma.

Entre los objetivos que se persiguen con esta marca de garantía se encuentran facilitar la identificación a los consumidores de los productos agroalimentarios madrileños de calidad "de forma fácil y precisa"; y vincular la imagen del producto a un valor de calidad "diferenciada, seguridad y confianza".

Además pretende ofrecer al consumidor garantías de que el producto se ha elaborado o producido bajo controles de máxima eficacia y de respeto al medio ambiente, así como beneficiar a las empresas adheridas a la marca al desarrollarse campañas de promoción comunes, con la participación en ferias, etc.

UN SECTOR QUE DA EMPLEO A 17.423 TRABAJADORES EN MADRID

En la Comunidad de Madrid hay más de 1.365 industrias alimentarias. Dan empleo a 17.423 trabajadores (alrededor del 5 por ciento del total de España con esa dedicación y en torno al 9 por ciento del empleo de Madrid). Esto supone el 0,82 por ciento del PIB de la región y el 7 por ciento del PIB industrial.

La región se convierte de este modo en la octava comunidad autónoma en personas ocupadas en la industria alimentaria. Las ventas totales alcanzaron en 2012 los 3.788 millones de euros. Sobre el total nacional, participó con unas ventas del 4,1 por ciento.

Entre 2007 y 2013, el valor económico de las exportaciones alimentarias de Madrid (en millones de euros) se incrementó un 47,11 por ciento, por encima de la subida media nacional (42,9%) y del nivel de crecimiento de regiones como Galicia (20,7%); Comunidad Valenciana (34,2%); Castilla y León (30,7%); o Andalucía (31,7%). También, por encima de regiones que tuvieron en ese periodo saldo negativo, como Asturias (-21,6%) y Canarias (-30%).

El Gobierno regional ha subrayado que la industria agroalimentaria de la Comunidad de Madrid es "fuerte y pionera en innovación y modernización tecnológica" que engloba a los diferentes subsectores alimenticios, entre los que destacan el cárnico, panadería y bollería, el lácteo, el vitivinícola, el oleícola y el hortícola.

Entre los productos, destacan cinco figuras de calidad como los vinos de la Denominación de Origen Vinos de Madrid, la carne de la Sierra de Guadarrama, el anís de Chinchón, las aceitunas de Campo Real, el aceite virgen extra de Madrid o los productos ecológicos certificados.

Esta variedad de productos de calidad garantizada se ve ampliada por aquellos otros considerados autóctonos como la huerta de Villa del Prado, la fresa y los espárragos de Aranjuez, los melones de Villaconejos, la miel de la Sierra, los quesos de oveja y de cabra, los ajos de Chinchón y los judiones de la Sierra Norte.

También podrán hacer uso de esta marca de garantía los productos del sector primario que cumplan los requisitos. En el sector primario existen alrededor de 3.000 explotaciones agrícolas y ganaderas de las que viven 12.000 familias madrileñas mediante las labores tradicionales del campo.

Para el Gobierno regional, aseguran, el mantenimiento y mejora de la agricultura y ganadería son "estratégicos" ya que permiten mantener y mejorar un territorio rural en el que viven 200.000 personas pero del que disfrutan los 6,4 millones de madrileños.