Nace Lozocleta, bicicletas para conocer y moverse en los pueblos de la Sierra norte de Madrid

Nace un nuevo servicio de transporte en la Sierra de Madrid. Se trata del primer sistema rural de alquiler de bicicletas de la Comunidad de Madrid, es un proyecto piloto financiado por el Consorcio de Transportes que permitirá alquilar los vehículos de dos ruedas en el Valle del Lozoya.

Los pueblos de la Sierra norte de Madrid no son Barcelona, París o Sevilla, pero no han querido quedarse atrás en cuanto movilidad sostenible.

Ángel Matrtínez, alcalde de Buitrago del Lozoya señala que el nuevo servicio "nace en union con una Mancomunidad de pueblos de aquí de la sierra y como un proyecto de movilidad para unir por un lado los pequeños pueblos de la sierra y por otro lado un proyecto de movilidad interna dentro del propio municipio".

Lozocleta, como han bautizado a este nuevo sistema de alquiler de bicis también va dirigido a los turistas que quieran visitar la zona. "Vienes a ver todo lo que hay aquí que es un entorno muy bonito y ademas poder darte un paseo en bicicleta pues me parece fantastico", asegura un turista, mientras otro puntualiza que "lo veo bien pero, lo que pasa es que también tendría que haber más carriles bici e ir con más seguridad".

Implantar el uso de la bicicleta entre sus habitantes es el objetivo de Gargantilla de Lozoya, un municipio de tan sólo 600 habitantes.

Desde ahora y hasta octubre los vecinos de estos pueblos del Valle del Lozoya podrán disfrutar de una bicicleta por 16 euros durante media hora toda la temporada.