La policía Municipal de Getafe cierra una guardería ilegal de la ONG Lucas

La policía Municipal de Getafe cierra una guardería iegal de la ONG Lucas

La Policía local de Getafe ha cerrado un local "insalubre" en el centro comercial Getafe II del barrio de Juan de la Cierva que ejercía, entre otras actividades, como escuela infantil o guardería, según consta en el parte de intervenciones policiales.

La clausura se ha llevado a cabo en el local número 24 de este centro comercial, situado en la calle Cataluña número 17, que funcionaba sin licencia de actividad.

Entre las deficiencias detectadas, se encuentran que únicamente existe el acceso a la zona de guardería desde el local número 25 y hay otra puerta en el interior que está cerrada con llave sin ningún sistema antipánico.

Además, sólo contaba con dos extintores de incendios, uno caducado en el año 2009 y el otro en 2012, los aseos se encuentran en obras con cables a la vista de fácil acceso para los menores, y existe una gran cantidad de objetos y juguetes acumulados en los pasillos y en las diferentes estancias, "lo que supone un gran riesgo en caso de incendio".

Desde el punto de vista sanitario, se encontró un frigorífico desconectado de la corriente eléctrica con alimentos en su interior y otro en funcionamiento con gran cantidad de alimentos caducados, procediendo a la incautación de los mismos. Además de una notable falta de higiene. En estas condiciones estaban los niños que la ONG Lucas.

“Ni tenían ninguna preparación las personas allí contratadas ni el local contaba con las advertencias de seguridad suficientes. Estaba en muy malas condiciones” afirma el alcalde Getafe, Juan Soler. “El padre de uno de los niños explicó que les cobraban 150 euros si estaban hasta las 15 hora sy 200 si se quedaban toda la tarde también" añade el regidor getafense.

La actuación se produjo sobre las 9.45 horas del pasado 9 de abril, cuando la central de comunicaciones de Policía local recibió una llamada anónima, informando de la existencia de una guardería infantil en un local del centro comercial Getafe II y que se podía tratar de una actividad ilegal.

MALAS CONDICIONES HIGIENICO SANITARIAS

Según el parte policial, durante esta visita se comprobó que las condiciones higiénico sanitarias y de seguridad no eran las más adecuadas para la estancia de niños.

Asimismo, tras estas primera comprobaciones, los dos agentes de la unidad se identificaron como miembros de la Policía Local de Getafe e iniciaron una inspección del local solicitando la licencia de actividad, así como la titulación de las cuidadoras que acreditara su formación para realizar este tipo de trabajo.

Las cuidadoras no tenían ninguna formación especifica para desempeñar la labor, que no poseían contrato de trabajo ni carnet de manipulador de alimentos y que eran voluntarias de la ONG, procediendo a la identificación de las dos personas que se encontraban en el lugar.

A partir de este momento, una de las cuidadoras dejó de colaborar con los agentes, negándose a facilitar más información. La otra cuidadora sí informó que en la actualidad acudían a la guardería al menos tres menores por la mañana, uno de ellos un bebe de 6 meses aproximadamente y unos 6 niños en horario de tarde, mostrando a los agentes un archivo, libro de registro, en el que había anotaciones de al menos 50 menores.

Mientras llevaban a cabo la inspección, se personó en el lugar M.P.P.L, quien se identificó como presidenta de la ONG y manifestó que no se trataba de una guardería, sino de una ONG y que entre sus actividades está el proyecto 'Escuelita', el 'Banco de alimentos' y un ropero solidario para ayudar a las familias necesitadas del barrio.

Los agentes redactaron un nuevo acta de inspección en el que se informó a la presidenta de la ONG de la prohibición de ejercer servicio de acogida o guarda de menores hasta que haya obtenido las autorizaciones legales oportunas, quedando dicha actividad clausurada, e informándole de las consecuencias penales y administrativas en que podría incurrir en caso de desobedecer dicha prohibición.