Muere el primer trabajador de Metro al  que se le reconoció enfermedad por su exposición al amianto

Trabajadores de Metro de Madrid estuvieron expuestos al amianto
Trabajadores de Metro de Madrid estuvieron expuestos al amianto

El primer trabajador de Metro de Madrid con enfermedad profesional reconocida por exposición a fibras de amianto ha fallecido la pasada noche en el Hospital de Móstoles a los 61 años.

El fallecido fue oficial de mantenimiento de trenes durante varias décadas. De hecho, trabajó en la nave de motores de Pacífico, situados en la calle de Cavanilles, desde principios de los años 80 hasta prácticamente la actualidad.

Ahora se encontraba prejubilado por reconocimiento de la enfermedad profesional por asbestosis y había presentado una demanda para reclamar una indemnización a la compañía. En concreto, exigía a Metro una indemnización de casi 400.000 euros por daños y perjuicios causados.

El secretario de CCOO en el suburbano madrileño, Juan Carlos de la Cruz, se ha mostrado hoy conmocionado por el fallecimiento de Julián Martín Rebate, de 60 años, que fue el primer trabajador de la compañía al que se le reconoció asbestosis, una enfermedad pulmonar causada por la inhalación de polvo de asbesto.

En su trabajo, estuvo en contacto con "unos elementos que estaban compuestos de amianto, sin que le facilitaran ningún tipo de medidas de protección, en ningún momento, ni siquiera una triste mascarilla", según su abogado, Fernando Morillo.

Metro de Madrid lamenta el fallecimiento

Metro de Madrid ha lamentado hoy "profundamente" el fallecimiento de un segundo trabajador por exposición al amianto y ha expresado "su más sentido pésame a la familia", así como el compromiso por el "desamiantado progresivo de toda la red" del suburbano madrileño.

"Han sido 38 años dedicados a Metro, desarrollando su trabajo de forma ejemplar", subraya la compañía en un comunicado.

Metro de Madrid "quiere transmitir su más sentido pésame a los familiares de Julián Martin Rebate y reitera su compromiso por el desamiantado progresivo de toda la red y del material móvil, y por la vigilancia de la salud de todos los empleados de la compañía, así como su colaboración con las autoridades sanitarias y judiciales", concluye.