Miles de personas se manifiestan a favor del pueblo saharaui

sahara_buena.MOV na.ue.ra_b

Miles de personas se han manifestado hoy en Madrid para pedir al Gobierno español una actitud "clara y firme" contra los "abusos" y la "ocupación ilegal" de Marruecos del Sáhara Occidental y exigirle que se "reconcilie" con el pueblo saharaui.

Una multitudinaria manifestación, convocada por la Coordinadora Estatal de Asociaciones Solidarias con el Sáhara, ha recorrido durante dos horas el tramo entre la Glorieta de Atocha y la Puerta del Sol de Madrid para denunciar la "violación" por parte de Marruecos de los derechos humanos en territorio saharaui.

A los organizadores les ha resultado difícil ordenar la marcha y, de hecho, la cabecera ha tenido que situarse casi en mitad de la misma mientras en algunos puntos del recorrido se han quemado banderas marroquíes e, incluso, se han producido pequeños altercados entre los manifestantes.

El coordinador general de IU, Cayo Lara; los secretarios generales de CC.OO. y UGT, Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez; el vicesecretario de Comunicación del PP, Esteban González Pons; la presidenta de UpyD, Rosa Díez, y los actores Pilar y Javier Bardem y Rosa María Sardá, portaban la pancarta de cabecera con el lema "Marruecos. Fuera del Sahara 35 años después".

Entre los socialistas que han asistido -ninguno de la Ejecutiva- se encontraban el alcalde de San Sebastián, Odón Elorza, y el que fuera secretario de CC.OO, y actual diputado del PSOE Antonio Gutiérrez.

Otros actores, como Eduardo Noriega, Alberto Sanjuán y Guillermo Toledo, se han sumado a la protesta.

Un día antes de que se cumplan 35 años de la "marcha negra" de Marruecos sobre el Sahara, tal y como ha recordado un saharaui al final de la marcha, los organizadores han querido culminar con esta manifestación una semana de movilizaciones en protesta por los sucesos de El Aaiún.

"Marruecos, culpable. España, responsable", "Si esto no se arregla, guerra, guerra", "Zapatero, traidor" o "Sáhara libre" han sido algunas de las consignas coreadas por los manifestantes, que, en su mayoría portaban banderas del Sahara Occidental.

Dos horas después del inicio la cabeza de la marcha ha llegado a la Puerta del Sol, donde Javier Bardem y Rosa María Sardá han leído un manifiesto para exigir al Gobierno español una actitud firme y clara y el "cese inmediato" de la venta de material bélico a Marruecos.

Los organizadores consideran que España, pese a "haber abandonado unilateralmente sus responsabilidades", sigue siendo la potencia administradora del Sahara Occidental.

Por ello, en boca de Javier Bardem han pedido al Ejecutivo que asegure la integridad de los españoles que se encuentran allí en calidad de observadores y que asuma sus responsabilidades con los españoles de origen saharaui.

Además, han demandado a la ONU y a la Unión Europea una "intervención urgente" para evitar la "masacre" del pueblo saharaui y que "se cumpla la legalidad internacional y se celebre un referéndum de autodeterminación" en el Sáhara.

Antes de la lectura del manifiesto, el secretario general de UGT, Cándido Méndez, ha subido al estrado para expresar su rechazo a "la violencia, muerte y expulsión de la libertad de información" que, a su juicio, perpetra Marruecos.

Méndez ha tachado de lamentable el "pragmatismo ramplón y a la defensiva que está acreditando el Gobierno con su comportamiento en este grave conflicto" y ha denunciado la "indiferencia" de la Unión Europea ante los "atropellos" que sufre el pueblo saharaui.

"El Gobierno español -ha subrayado- tiene que reconciliarse con el pueblo saharaui y con el pueblo español".

Por su parte, el líder de CC.OO., Ignacio Fernández Toxo, ha reprochado al Gobierno que haya abandonado durante 35 años el Sáhara y que ahora diga que "priman los intereses nacionales".

"Frente a la masacre no vale la cobardía ni los intereses que se superpongan a los derechos humanos y a la libertad de un pueblo que quiere decidir libremente su destino".

Fernández Toxo ha hecho un llamamiento para que no se mire a otro lado y se alce la voz contra la violación de los derechos humanos.

Los organizadores han echado en falta a la ministra de Asuntos Exteriores, Trinidad Jiménez, quien, según ha dicho un portavoz de la Coordinadora, acudía "antaño" a la Plaza Mayor a las manifestaciones en favor del pueblo saharaui.

"Se la metieron con la gripe A y ahora se la están metiendo con Marruecos", ha concluido.