Miles de personas celebran en las calles las fiestas del Orgullo

orgullo_noche.mp4

Llegan a Madrid desde cualquier punto del mundo. Una fiesta que se reparte entre seis emblemáticas plazas madrileñas. Nadie se va hasta que ven amanecer. Varios equipos de limpieza trabajan desde primera hora para eliminar la suciedad. Frente al abandono que presentaba la plaza de España a las ocho de la mañana, la de Chueca presentaba una imagen impecable.

La celebración reporta a Madrid miles de euros en ingresos del turismo. La gran fiesta de la capital madrileña.

LOS VECINOS SE QUEJAN DEL RUIDO

La Asociación de Vecinos de Chueca asegura que la vida del barrio y sus gentes sufre "un grave disturbio" durante la semana del Orgullo.

Algunos vecinos del Chueca huyen estos días del barrio madrileño hartos del ruido, la suciedad, la limpieza y el botellón que generan las fiestas del Orgullo Gay, que se celebran desde hoy hasta el próximo 1 de julio.

Desde hace unos años, dada la dificultad de vivir estos días en el barrio, algunos vecinos deciden mudarse hasta el final de las fiestas a casas de algún amigo o familiar, un 'pequeño exilio' debido a que "es imposible salir de sus casas con normalidad durante doce horas al día".