Miles de personas abarrotan el centro de Madrid con las compras de última HORA

Con los niños ya de vacaciones y los padres trabajando, hoy en el centro de Madrid es el Día de los Abuelos. "Nos toca sacarles porque los padres están trabajando y los niños están de vacaciones, pues nos los llevamos al Cortilandia". "En vez de churros les hemos dado de desayunar jamón serrano" dice otro de los abuelos.

Una de las opciones favoritas era visitar los mercadillos de la Plaza Mayor. En la calle, una gran cantidad de gente se agolpaba en la Puerta del Sol y aledaños. Por eso muchos optaban por madrugar para evitar las aglomeraciones de última hora. "Por aquí a partir de la una y hasta las siete de la tarde no hay quien ande" nos dice una de las madrileñas que han optado por acercarse al centro a primera hora.

Uno de los puntos donde más gente se concentraba esta mañana ha sido Cortilandia, para cantar una de las melodías más identificadas con las fiestas navideñas.

Las colas para ver las decenas de belenes dispersos por el centro se sumaban a las de "Doña Manolita", porque la ilusión continúa con el próximo sorteo del Niño.

Los aparcamientos están llenos por lo que se recomienda el uso del transporte público.

MERCADOS ABARROTADOS ANTES DE LA NOCHEBUENA

Ni un minuto de tregua es lo que han vivido los que se han acercado a uno de los concurridos mercados de la capital madrileña esta mañana. Regalaban de todo, gulas y productos navideños para amenizar las compras.

Moverse por Mercados como el de Ventas es muy complicado. No cierran hasta las nueve de la noche en uno de los días de mayor actividad del año.

Se mueven los carros y baja el nivel de las carteras. También el stock de mercancías, ya que los productos típicos de las cenas de Nochebuena como el marisco también empiezan a escasear. "Me llevo pulpo, gambas, carabineros, un poquito de todo" nos dice una de las compradoras.

Entre las especialidades más demandadas, los rellenos y las carnes para asar, chuletones y el cordero como producto estrella. Los más previsores empezaron a comprar hace ya varios días. Preguntar mcuho es la clave para combatir la crisis, aunque los comerciantes notan como las cantidades se han visto rebajadas con respecto a años anteriores.

A partir del 15 de enero llegarán las dietas con la piña, la lombarda y las acelgas. La hora de los arrepentidos está a la vuelta de la esquina, pero antes, a disfrutar de los atracones navideños y de las delicias de estas fechas.