Los comedores sociales de Madrid, un salvavidas para miles de madrileños en Navidad

Entrega de un menú solidario en un centro de atención social
Entrega de un menú solidario en un centro de atención social |EUROPA PRESS

Los comedores sociales se han convertido en un recurso clave para cientos de personas en Madrid y su región. Si su labor resultó fundamental tras el aumento de la pobreza extrema, a raíz de la crisis económica de 2008, con la actual crisis sanitaria provocada por el coronavirus se han convertido en un socorro vital ante la "escasez de ayudas oficiales". Ahora que llega la Navidad también jugarán un papel fundamental.

Desayunos, comidas o cenas que antes se ofrecían y servían en los locales de estas organizaciones ahora se han convertido en entrega de bolsas de comida y cestas básicas para individuos y familias.

El comedor social de las Siervas de Jesús de la Caridad, en la calle Encarnación González de Vallecas, abre de lunes a sábado, de 12.30 a 14.30 horas. Ofrecen alimentos a quienes acuden a su puerta y de vez en cuando ropa. Es un comedor, sobre todo para gente que vive en la calle, aunque los martes y los jueves también atienden a unas 200 familias, nos explica la hermana María del Socorro.

"Con la Covid han llegado muchas más personas, antes eran 70 u 80. En el pico de la pandemia llegamos a tener entre 400 y 500 personas en el comedor y unas 300 familias", cuenta a Telemadrid.es.

La situación, según ella, es muy difícil. "Da pena no poder coger más, si abriésemos más días y más horas también se llenaría", se lamenta. Y no pueden hacerlo porque a pesar de las donaciones de empresas, de particulares y del Banco de Alimentos, las existencias dan para lo que dan.

"Con la Covid han llegado muchas más personas, antes eran 70 u 80. En el pico de la pandemia llegamos a tener entre 400 y 500 personas en el comedor y unas 300 familias"

"Ayudas oficiales, cero", zanja la hermana. "Te dan 10 días para reunir y presentar papeles, lo hacen a propósito; no podemos, tanta burocracia para una cantidad de dinero que no compensa", añade la religiosa.

En el Centro Social Santiago Masarnau, Bernardo da cuenta del aumento de personas que acuden a sus puertas, pegadas a la carretera de Extremadura, en busca de una comida caliente al mediodía. "En noviembre la media diaria fue de 200 pero en julio llegaron a ser 380, desde septiembre hay una vuelta a la normalidad con esa media de 200 personas", explica.

Exterior del comedor del Centro de Integración Social Santiago Masarnau |P.O.

En todos los centros de ayuda se escuchan argumentos similares. Las colas de personas que acuden para recoger alimentos están llenas de situaciones muy tristes. Casos de familias que vivían sin excesos pero dignamente. Muchos no han podido acogerse a ERTEs, han perdido sus trabajos y sus posibilidades de ingresar un salario. "Estamos desamparados", nos comentan, mientras reconocen la vergüenza de tener que acudir a estos dispositivos.

En el Comedor de Ave María, cerca de la Plaza de Benavente, el padre Paulino Alonso, también reconoce a Telemadrid.es que la situación actual ha incrementado el número de necesitados. Aquí habitualmente ofrecen desayunos en cinco turnos de la mañana a 360 personas. Pero ahora mismo atienden hasta 400, asegura el responsable de Ave María.

Comedor Ave María, en la calle del Doctor Cortezo de Madrid |P.O.

La Hermandad del Refugio, en la calle del Pez, es otra de las instituciones de socorro a pie de calle. Su comedor, de 300 plazas, se ha transformado en un servicio para muchas personas que se acercan hasta esta parte del barrio de Malasaña.

De lunes a sábados dan cenas entre las 7 y las 8 de la tarde. Ahora se entregan bolsas con alimentos y bocadillos. A pesar de su naturaleza religiosa como Santa Pontificia y Real Hermandad del Refugio y Piedad de Madrid, también tienen en cuenta que algunas de las personas que acuden a por su ayuda tienen otra creencias. "Ahora también preparamos bocadillos con queso para las personas musulmanas", nos explica una de las voluntarias.

"Estar en esta fila no es plato de gusto para nadie"

La mayor afluencia la notan los sábados "porque otros comedores no abren" y sobre todo el final de cada mes, cuando la cifra de 300 personas se incrementa en 50 o 60 más de lo habitual. Ahora también están atendiendo a grupos de familias. Realizan entregas de cestas básicas de productos a personas del barrio o que vienen derivadas de alguno de los colegios de esta orden.

Son conscientes, nos dicen, de que hay diferentes grados de necesidad entre las personas que llegan cada día pero no pueden "poner filtros". "No pueden pagar justos por pecadores, estar en esta fila no es plato de gusto para nadie", nos comentan.

El Congreso repartirá cenas a personas sin recursos en Nochebuena en colaboración con el Padre Ángel
El Congreso repartirá cenas a personas sin recursos en Nochebuena en colaboración con el Padre Ángel
El Congreso repartirá cenas a personas sin recursos en Nochebuena en colaboración con el Padre Ángel

El Congreso repartirá cenas a personas sin recursos en Nochebuena en colaboración con el Padre Ángel

Mensajeros de la Paz da de desayunar y cenar a decenas de personas en la capital. Los desayunos de lunes a viernes se ofrecen en la Plaza del General Vara del Rey y de sábados a domingos en la Parroquia de San Antón. Además todos los días en la red de restaurantes 'Robin Hood' entregan cenas a las familias más necesitadas.

Fuera de la capital

En Leganés, la Asociación Benéfica Madre de la Alegría atiende diariamente unas 60 personas en su local del barrio de la estación. Una vez al mes también realiza el reparto a familias de esta localidad.

El Comedor Solidario de Torrejón de Ardoz ha pasado de dar desayunos y comidas para 70 personas a tener que hacerlo para 190. La pandemia ha elevado el número de peticiones y este lugar ha tenido que incrementar su labor para dar respuesta. Abren de lunes a domingo y sólo cierran dos días al año, el de Navidad y el de Año Nuevo, según cuentan Fuensanta y María Ángeles, dos de sus voluntarias.

Local de la Asociación Comedor Solidario de Torrejón de Ardoz |COMEDOR SOCIAL TORREJÓN

En Fuenlabrada el comedor social La Casita sigue, 26 años después, la labor que iniciaron por su cuenta 4 mujeres de la localidad. Allí, Maite, una de las voluntarias que dan continuidad a este servicio nos atiende en mitad del ajetreo para preparar las comidas. La Casita da leche, galletas o bollos, una comida caliente y un bocadillo para la noche.

"Cada día tenemos un plato distinto, lentejas, arroz, macarrones, patatas guisadas, pero los viernes siempre hay cocido", dice. Entregan los platos en recipientes térmicos desechables. Son raciones que oscilan entre 750 y 1.500 gramos, según se trate de una persona o una familia. En la fila diaria aguardan entre 120 y 130 personas, nada que ver con las 60 que tenían antes de la crisis sanitaria.

Cocina del comedor social La Casita |La Casita

Además 16 familias reciben "las comidas calientes y leche, galletas o magdalenas y colacao para los niños", señala Maite. Ella está sorprendida de la respuesta de los vecinos y los comercios de la localidad para poder llenar las despensas y cocinar los alimentos, pero teme que con el final de los ERTEs la situación se complique aún más. "Eso sí, de aquí no se va a ir nadie sin una comida caliente", advierte.

Comedores sociales en Madrid y municipios

  • Comedor social Ave María, Doctor Cortezo, 4, Madrid
  • Comedor social Virgen de la Candelaria, Virgen de la Oliva, 69, Madrid
  • Comedor de la calle Canarias, Canarias, 5, Madrid
  • Comedor social San Juan Bautista, Costa Verde, 15, Madrid
  • Centro de acogida Santiago Masarnau, Serafín de Asís, 7, Madrid
  • Comedor social Santa Isabel, Galileo, 14, Madrid
  • Comedor San José, calle Trévelez, Madrid
  • Comedor Plaza Elíptica, calle San Filiberto, Madrid
  • Manos de Ayuda Social, Reina de África, 10, Madrid
  • Comedor social Catalina Labouré, calle Minas 4, Madrid
  • Misioneras de la Caridad, Diligencia, 7, Madrid
  • Comedor social del Centro de Día Luz Casanova, calle José Marañón 15, Madrid
  • Hogar Casa de María y José, Las Naves, 10, Alcorcón
  • Hermandad del Refugio, Pez, 1, Madrid
  • Comedor social La Casita, Constitución, 20, Fuenlabrada
  • Asociación Benéfica Madre de la Alegría, Santa Rosa, 11, Leganés
  • Comedor San Vicente de Paúl, General Martínez Campos, 18, Madrid
  • Siervas de Jesús de la Caridad, Encarnación González, 3, Madrid
  • Comedor Mensajeros de la Paz, Ferroviarios, 67, Madrid
  • Asociación Comedor Solidario Torrejón de Ardoz, Soria, 5, Torrejón de Ardoz
  • Centro Social San Vicente Ferrer, Avenida de España, 117, Valdemoro

Hay cuatro comedores sociales pertenecientes a la Comunidad de Madrid. Son los de Canarias, Plaza Elíptica, Santa Isabel y San José.