Miles de jóvenes dejan el campus arrasado tras el botellón de 'San Cemento'

La Ciudad Universitaria ha amanecido con toneladas de basura pese a los esfuerzos para evitarlo con vallas y abono en el césped. Miles de jóvenes han dejado el campus arrasado tras el botellón de 'San Cemento' que tuvo lugar esta noche de jueves.

Miles de jóvenes han asistido este jueves al botellón de San Cemento, polémico por la gran cantidad de residuos que deja, que ha contado con la presencia de varias unidades de Policía Municipal y con medidas por parte de la universidad para evitarlo, como vallar ciertas zonas verdes del campus de Ciudad Universitaria y abonar algunas de ellas.

Así, este año la mayor parte de los jóvenes se han concentrado, en honor al patrón oficioso de la Escuela de Arquitectura, en los jardines que se encuentran entre las facultades de Derecho y Filología. Aunque también unos cientos han bebido alcohol alrededor de la Facultad de Medicina y la Plaza de las Ciencias.

Por su parte, la UCM, contraria al modo de celebración de este botellón, ha impedido el paso a varias zonas en las que tradicionalmente se celebraba las fiestas. En concreto, desde el año pasado los jardines centrales del Paraninfo y de la Facultad de Ciencias de la Información han sido vallados con cintas para que los asistentes no puedan entrar a beber. Estos últimos han sido abonados recientemente y el olor ha sido captado por los asistentes.

CARTONES DE VINO, LITRONAS Y ALTAVOCES

Varias facultades, como la de Ciencias de la Información y la de Biología, han puesto agentes de seguridad en las entradas para evitar un mal uso de las instalaciones. Además, algunos centros de la UCM ha solicitado el carné de estudiante de la universidad como condición para dejar acceder al edificio.

Los jóvenes, presuntamente estudiantes universitarios, han desplazado principalmente cartones de vino y litronas de cerveza hasta el campus madrileño. Además algunos han llevado grandes altavoces en los que han reproducido música para amenizar San Cemento.

Varias unidades de la Policía Municipal de Madrid se han desplegado por el campus universitario restringiendo el tráfico en varias calles cercanas al botellón. Han controlado los cruces para evitar atropellos y se han colocado por varias zonas del campus para velar por la seguridad de la celebración.

Por su parte, el rector de la UCM, Carlos Andradas, ha manifestado sobre San Cemento a través de su cuenta de Twitter la importancia de la sostenibilidad en la fiesta "y el cuidado de lo público. "Cuidemos nuestro Campus. Depende de ti. Depende de todos", ha escrito.