Miguel Ángel Flores, en libertad tras abonar una fianza de 200.000 euros

flores_declaracion470
flores_declaracion470 |Archivo

El juez del caso Madrid Arena ha decretado este viernes el ingreso en prisión provisional con fianza de 200.000 euros para Miguel Ángel Flores, propietario de la empresa Diviertt, organizadora del evento, y la retirada del pasaporte del empresario por riesgo de fuga.

Así lo ha decidido el titular del Juzgado de Instrucción número 51 de Madrid, Eduardo López Palop, que investiga la fiesta de Halloween del recinto madrileño la noche del pasado 1 de noviembre, en la que una avalancha provocó la muerte de cinco chicas.

Palop ha tomado la decisión tras la celebración de una vistilla para la adopción de medidas cautelares después de que ayer ordenara su detención por riesgo de fuga, dado que tenía previsto viajar a Panamá para organizar una fiesta.

Tanto las acusaciones particulares, que ejercen las familias de las víctimas, como la acusación popular, representada por el colectivo Manos Limpias, han solicitado el ingreso en prisión de Flores por riesgo de fuga y por posible ocultación de pruebas.

Abdón Núñez y Felipe Moreno, abogados de las familias de dos de las víctimas, han justificado además su petición en la publicación de un vídeo por El Mundo en el que se aprecia cómo varias personas trasladan a un edificio próximo al Madrid Arena las urnas en las que se encontraban las entradas de los asistentes de la fiesta.

La declaración de Flores, que se convierte en el primer imputado por estos hechos que ingresa en prisión, se ha prolongado más de tres horas y ha respondido a las preguntas de todas las partes, según fuentes jurídicas.

LOS ABOGADOS DE LAS VÍCTIMAS PIDIERON PRISIÓN SIN FIANZA

Los abogados de las víctimas de la avalancha en la fiesta de Halloween en el Madrid Arena, que provocó la muerte de cinco chicas, pedirán hoy al juez prisión provisional sin fianza para el empresario Miguel Ángel Flores, propietario de Diviertt, organizadora del evento. Así lo ha expresado a los medios de comunicación Abdón Núñez, letrado de la familia de Belén Langdon, una de las víctimas de la tragedia, antes de la celebración de una vista en la que el titular del Juzgado de Instrucción número 51 de Madrid, Eduardo López Palop, tomará una decisión sobre la situación del empresario.

Núñez ha precisado que cuatro de las acusaciones particulares pidieron ayer al juez que investiga el caso la detención de Flores por riesgo de fuga.

Ha explicado que la petición se produjo tras conocerse un vídeo que revela que Flores "no solo sabía donde estaban las urnas, sino que las estaba ocultando", aunque el Grupo V de la Brigada de Homicidios las localizó en un edificio próximo al recinto el día en que fueron a retirar el precinto del pabellón.

Tras indicar que el recuento de las entradas encontradas en esas urnas demostró que hubo una "sobreventa", ha solicitado el ingreso en prisión sin fianza del empresario por considerar que se dan las circunstancias de ocultación y posible intento de destrucción de pruebas, junto al riesgo de fuga.

Ha apuntado que está constatado que Flores tiene negocios en Ecuador y Panamá y que sus actividades en España las llevan su padre y sus hermanos, de forma que "si él se evadiera los negocios seguirían funcionando y generando dinero".

Por su parte, Felipe Moreno, letrado de la familia de Rocío Oña, ha señalado que el vídeo, aunque "hay que ver quién lo ha facilitado, muestra a personal de Diviertt, bajo la supervisión de Flores", trasladando las urnas que la policía tardó dieciséis días en localizar.

Moreno ha indicado que la ocultación de las entradas, "que no se dijo dónde estaban" es "más que suficiente" para determinar la ocultación de pruebas y posibilidad de fuga" de Flores.

Agentes del Grupo V de Homicidios de la Jefatura Superior de la Policía Nacional de Madrid materializaron esta orden judicial y apresaron al dueño de Diviertt, que fue trasladado a dependencias policiales. Pasó esta noche en los calabozos y será dirigido esta mañana al Juzgado, donde declarará a partir de las 10 horas.

El juez dejó en libertad a Flores después de que compareciera ante él el pasado 20 de noviembre. El fiscal superior de Madrid, Manuel Moix, justificó entonces que no se pidiera prisión provisional porque no se daban los requisitos establecidos en la Ley de Enjuiciamiento Criminal.

Sin embargo, el juez Palop ha tomado ahora esta decisión para asegurar la presencia del acusado en el procedimiento judicial. Y es que podría haber recibido algún otro tipo de información que le hiciera sospechar que Flores podría estar barajando irse de España.