Miembros del 15-M acampan en la Cañada Real ante la casa con orden de derribo

Miembros del 15-M acampan en la Cañada Real ante la casa con orden de derribo

Varias decenas de simpatizantes del Movimiento 15-M han acampado hoy ante la casa de un vecino de la Cañada Real, Abdul, para intentar impedir el derribo de su vivienda, previsto para este viernes.

Así lo ha asegurado a Efe Abdul, que vive con su esposa y sus dos hijos, de 4 y 7 años, en la casa del Sector 5 que levantó hace tres años sobre el mismo terreno donde había sido derribada su anterior vivienda.

Para mañana, último día lectivo del curso escolar, Abdul y su familia tienen aviso de un nuevo derribo porque "la orden judicial está condicionada" a que los niños terminen la escuela.

Para intentar impedirlo, unas 60 personas, entre vecinos de la Cañada Real e integrantes del 15-M, han acampado frente a su casa a primera hora de esta tarde.

"Van a venir más (indignados) de Madrid para, entre todos, impedir que tiren mi casa", ha dicho a Efe Abdul, que ha asegurado que no tiene a dónde ir y que su vivienda es una más de las que se pueden encontrar "a lo largo de 14 kilómetros" de este asentamiento.

Abdul llegó a Madrid hace 17 años y los ocho últimos los ha pasado en la Cañada Real, después de que comprara "a un español por 20.000 euros" el terreno donde ha construido las viviendas "sin que la Policía ni nadie" le dijera "nada".

Si mañana se ejecuta la orden judicial vivirá su segundo derribo, que este miércoles le comunicó "la Policía de Vicálvaro que acompañaba a la gente que está haciendo el censo".

Abdul trabajaba en la construcción pero la crisis en este sector le llevó a una furgoneta con la que recoge chatarra y gana 20 euros al día "para dar de comer" a sus hijos.

El pasado martes, día 21, fueron demolidas en la Cañada Real tres construcciones ilegales construidas sobre terrenos de dominio público, no susceptibles de apropiación ni de construcción por los particulares.

La víspera, sin embargo, unas 300 personas consiguieron paralizar el derribo de dos viviendas.

Desde el pasado 1 de junio un equipo de 20 personas recorre la Cañada Real que discurre dentro del término municipal de Madrid con el fin de localizar y censar a sus habitantes.

El asentamiento de la Cañada Real se extiende desde la avenida de la Cañada de Coslada hasta el límite municipal de Madrid y Getafe, atravesando los términos municipales de Coslada, Rivas-Vaciamadrid y Madrid.