Metro reducirá a la mitad su consumo energético con la implantación de LED

Metro reducirá a la mitad su consumo energético con la implantación de LED

La red de Metro de Madrid concluirá antes de final de año la primera fase de un Plan de Eficiencia Energética por el que está sustituyendo paulatinamente la iluminación de todas las estaciones de la red por tecnología LED. De este modo, a finales de año 60 estaciones y un depósito contarán con la nueva tecnología, lo que permitirá reducir a la mitad el consumo energético actual en iluminación. En concreto, el ahorro semanal por estación se calcula en 5.300 KWH, el equivalente a lo que consumen 85 hogares por semana, según informó la Comunidad de Madrid.

El consejero de Transportes, Vivienda e Infraestructuras, Pedro Rollán, visitó hoy la estación de Príncipe Pío, una de las primeras estaciones de la red de Metro donde se ha sustituido toda la iluminación convencional (1.040 tubos fluorescentes en total) por tecnología LED. Rollán destacó que "la Comunidad de Madrid quiere impulsar este tipo de medidas con el fin de ahorrar energía y reducir las emisiones de CO2 en un 50%".

La estación de Príncipe Pío es una de las más transitadas dentro de las incluidas en esta primera fase del Plan de Eficiencia Energética, junto con las de Sol, Moncloa y Nuevos Ministerios. De media pasan por ella 1.284.000 viajeros al mes.

Actualmente, la red de Metro de Madrid cuenta con más de 240.000 tubos fluorescentes funcionando más de 8.000 horas al año. El objetivo es sustituirlos todos por LED, lo que se ha planificado por fases. En la actualidad, 28 estaciones ya cuentan con esta tecnología (con un total de 30.203 tubos LED).

A finales de año se habrá extendido a 60 y progresivamente se ampliará al resto de la red. Cuando se extienda a todas las estaciones, el consumo anual de energía eléctrica alcanzará los 45 millones de kWh anuales, el equivalente al consumo de todos los hogares de una ciudad del tamaño de Soria o Teruel.

La vida útil de los tubos fluorescentes es de 17.000 horas y con el cambio a la nueva tecnología de iluminación LED pasará a ser de 50.000 (casi seis años). De este modo, también se aumenta el tiempo de sustitución de los tubos LED y por lo tanto, se reducen los residuos generados por Metro de Madrid en dos tercios y la emisión de CO2 en más de un 50% en lo que a iluminación se refiere, según los datos facilitados por la Comunidad de Madrid.

Además de la apuesta por este nuevo sistema, Metro de Madrid está tomando otras medidas, como la implantación de sistemas de regulación de niveles de iluminación en estaciones, que gestionan la intensidad lumínica entre valores predeterminados, pudiendo variar en función de las necesidades que puedan presentarse en determinadas situaciones. La aplicación de esta medida, que hasta ahora no existía, supondrá un ahorro adicional del 15% en instalaciones de alumbrado.