Metro plantea una rebaja de sueldo del 10 % en 2013 y 2014, para salvar 720 empleos

Metro plantea una rebaja de sueldo del 10 % en 2013 y 2014, para salvar 720 empleos
Metro plantea una rebaja de sueldo del 10 % en 2013 y 2014, para salvar 720 empleos |Telemadrid

Metro de Madrid ha planteado al Comité de Empresa una reducción salarial --de nóminas y otros complementos-- en un margen que no superaría el 10 por ciento, con el objetivo de garantizar los actuales puestos de trabajo, dado que de la aceptación o no de esta medida depende la 'supervivencia' de 720 puestos de trabajo del suburbano.Así lo ha trasladado la dirección del suburbano a los representantes sindicales en la reunión que están manteniendo este mismo miércoles en el marco de los encuentros para negociar el nuevo convenio colectivo, según han detallado fuentes conocedoras de la negociación.

Las mismas fuentes han explicado que la propuesta de reducción de conceptos salariales para la plantilla del suburbano, compuesta por cerca de 7.600 personas, no superior al 10 por ciento sería de aplicación sólo durante los ejercicios 2013 y 2014 mientras que para el año 2015 estará en función de lo que determine la Ley de Presupuestos de la Comunidad de Madrid.

La reducción no sería sólo en la nómina sino que también se referiría a complementos como la formación o el transporte, con vistas a alcanzar esa reducción del 10 por ciento, como medida necesaria para mantener los mencionados 720 puestos de trabajo.Además, la compañía también plantea a los sindicatos suprimir dos de los seis días retributivos para asuntos propios que actualmente tienen los empleados del metropolitano o bien aumentar la jornada de trabajo efectiva de 1.700 horas al año, frente a las 1.642,5 horas que están vigentes ahora.

Con ello, la compañía ha trasladado estas medidas de ajustes para poder mantener los actuales niveles de empleo y han apelado a la responsabilidad de los sindicatos para que acepten esa reducción retributiva, en la línea con las iniciativas que se han aplicado ya en otros estamentos del sector público o privado.

ARGUMENTAN QUE LOS SALARIOS HAN AUMENTADO EN CRISIS

Las mismas fuentes han detallado que es la primera vez que Metro plantea una medida de estas características y que se fundamenta por el impacto de la "fuerte crisis económica" que ha motiva un descenso del 12 por ciento de usuarios desde el año 2008.

Además, Metro ha remarcado a la hora de plantear su propuesta que durante los últimos cuatro años, coincidiendo con el impacto de la crisis, las retribuciones de 6.000 trabajadores de la plantilla han aumentado un 17 por ciento con un salario que ha pasado de 35.347 euros anuales a una media de 41.383 euros, unido a un incremento de plantilla que ha pasado de 6.000 a 7.600 puestos de trabajo.

Ese incremento es aún superior proporcionalmente en el caso del colectivo de conductores (que suponen 1.800 personas de los 7.600 trabajadores del suburbano) con un incremento del 19,4 por ciento durante los últimos cuatro años, al pasar de un sueldo medio de 33.166 euros a 39.607 euros anuales.

Por otro lado, esta propuesta se uniría al Plan de Ahorro de costes en Metro que incluyen medidas de optimización de recursos energéticos, la reducción del 50 por ciento de la estructura directiva, los planes para aprovechar los recintos de trabajo de Metro, la reducción de gastos de patrocinio junto al aumento de ingresos comerciales o consultoría. Con ello, se pretende un ahorro de 82 millones de euros antes de que acabe 2013.

LOS SINDICATOS RECHAZAN LA "BRUTAL" REBAJA SALARIAL Y RECLAMAN A LA DIRECCIÓN QUE LA RETIRE

Los sindicatos con representación en Metro han expresado su rechazo a la "brutal" propuesta de rebaja salarial que ha planteado la dirección de la compañía al Comité de Empresa este miércoles y ya han reclamado la retirada de la propuesta para la próxima reunión sobre la negociación del nuevo convenio colectivo, prevista para el 26 de febrero.

Así lo han indicado los representantes de UGT y CC.OO en el suburbano, Teodoro Piñuelas e Ignacio Arribas respectivamente, para señalar también que tras la reunión con la empresa el 26 se realizará a su vez una asamblea de trabajadores el día 27 de febrero y que, en caso de mantener la propuesta de rebaja salarial, auguran que será "caliente".

En este sentido, Arribas ha señalado que las estimaciones iniciales de los sindicatos es que la quita salarial del 10 por ciento propuesta por Metro alcance una rebaja de los costes laborales de cerca de 30 millones, atendiendo a lo que viene reflejado en los presupuestos del suburbano.

Por otro lado Piñuelas ha manifestado que los sindicatos se oponen a esta medida y cree contradictorio que la propuesta, por un lado plantee incremento de la jornada laboral y por otro sostenga que sobra gente (en alusión a los 720 puestos de trabajo que se mantendrían si es aceptada)."Los sindicatos lo hemos rechazado de plano", ha dicho Piñuelas para indicar que, no obstante, la propuesta que remita la compañía deberá ser sometida a debate y votación de la asamblea general de trabajadores, aunque intuye que los empleados se pronunciarán en la misma línea de oposición que las centrales sindicales en caso de continuar en los mismos términos planteados hoy.

"ES UNA BARBARIDAD"

Mientras, el representante de CC.OO y también secretario del Comité de Empresa ha criticado que la propuesta suponga la minoración de todos los complementos salariales salvo el ligado a la productividad, que quedaría "congelado"."Es una barbaridad y una propuesta desmedida y desreguladora (*) ha sido un jarro de agua helada", ha enfatizado Arribas para lamentar que la dirección de la compañía no se preocupe, a su juicio, de incrementar el volumen de viajeros que es la principal causa de la situación económica del suburbano.

Por otro lado y sobre la posibilidad de que en la asamblea general puedan plantearse paros en el mes de marzo en caso de la no retirada de la propuesta, tanto Arribas como Piñuelas han dicho que eso depende de lo que trasladen los trabajadores. No obstante y en caso de mantener esa propuesta de rebaja salarial, Arribas ha dicho que se prevé una asamblea 'caliente'.