Metro crea una oficina de gestión de objetos perdidos en Plaza Castilla

Metro de Madrid ha abierto este lunes un nuevo centro de atención al clientes y gestión de objetos perdidos, que asciende a 35.000 al año, en la estación del suburbano en Plaza Castilla con un nuevo modelo que permite tenerlos disponibles entre tres y cuatro semanas para su retirada si es reclamado por el usuario, lo que supone un incremento del tiempo con respecto al sistema anterior. Con ello, los usuarios de Metro podrán consultar por teléfono (917 796 399) si su objeto perdido ha sido encontrado y la ubicación en la que se encuentra (estación, oficina de objetos perdidos u otro organismo. Además, próximamente se habilitará en la página web del suburbano un formulario de solicitud de información sobre objetivos perdidos.

Así lo ha indicado en declaraciones a los medios de comunicación la consejera de Transportes, Vivienda e Infraestructuras, Rosalía Gonzalo, que junto al consejero delegado de Metro, Borja Carabante, ha visitado las nuevas instalaciones.

La consejera ha subrayado que esta oficina permitirá gestionar de forma más rápida y eficaz la recuperación de objetos perdidos en Metro con este nuevo sistema que amplia este servicio. Este centro permite así gestionar directamente su recuperación, que aporta además "flexibilidad" al usuario.

"Quiero poner en valor la predisposición de Metro para ampliar servicios y prestarlos a las personas que los utilizan con la máxima calidad", ha comentado a los medios.

TARJETAS DE TRANSPORTE, CARTERAS, MONEDEROS Y TELEFONOS MOVILES

Actualmente, Metro de Madrid gestiona unos 35.000 objetos perdidos al año, con una media diaria cercana a los cien. Los principales objetos registrados en 2016 fueron tarjetas de transporte público (52,2%), carteras (7,8%), tarjetas bancarias (6,4%), monederos (4%), bolsas (3,3%) y teléfonos (2,7%).

De todos estos elementos, el 20 por ciento fueron recogidos por el propietario en las estaciones, el 45 por ciento se entregaron al Consorcio Regional de Transporte por tratarse de tarjetas de transporte público y el 35 por ciento fueron entregados en la oficina de objetos perdidos del Ayuntamiento de Madrid.

Según explica el suburbano, los objetos extraviados en la red de Metro permanecen, de media, cinco días en las estaciones a la espera de ser reclamados por sus propietarios. Pasado este tiempo, se trasladan al almacén de Canillejas donde se registran y custodian hasta su posterior envío al Consorcio de Transporte (casos de las tarjetas de transporte) o a la oficina de objetos perdidos del Ayuntamiento (resto de pertenencias).

Con este nuevo centro de gestión, los objetos perdidos serán trasladados directamente desde las estaciones a la oficina de Plaza Castilla, donde permanecerán disponibles para los usuarios entre tres o cuatro semanas, lo que incrementa el tiempo que se daba hasta ahora.

La oficina de gestión de objetos perdidos de Metro de Madrid emula el sistema que se aplica en Nueva York, Londres, Sidney, Paris, Washington o Tokyo. Su horario es de 7 a 22 horas de lunes a viernes y de 10 a 22 horas los sábados, domingos y festivos.

Además de la custodia y gestión de los objetos perdidos, este nuevo espacio se ofrece también los servicios que ya se prestan en el centro de atención al cliente de la estación de Sol (con datos sobre tarifas, horarios, frecuencias, accesos o incidencias, entre otros).

En lo relativo a la oficina de Sol, gestionó en 2016 un total de 33.895 consultas, de las cuales 11.702 (34,52%) se referían a trayectos de Metro, 9.135 (26,95%) fueron consultas relacionadas con la tarjeta de transporte y 3.546 (10,46%) sobre el servicio de Metro.

A su vez, el nuevo centro de Plaza Castilla, al igual que ocurre en Sol, ofrece la venta de merchandising de Metro. El año pasado se vendieron un total de 2.791 productos, entre los que destacan las ventas de la taza con el plano del suburbano, el tarjetero con el mismo plano y los imanes con el rombo. Para esta nueva tienda, se ha establecido un descuento del 30 por ciento en todos los productos que estará vigente hasta el próximo 17 de noviembre.

SILLAS DE RUEDAS, TELEVISIONES Y UNA MOCHILA CON 1.500 EUROS

Por su parte, el suburbano detalla que se han registrado la pérdida de objetos "variopintos" como el caso de microondas, sillas de rueda, sillas de bebé, televisiones, dentaduras postizas o una mochila con 1.500 euros.

Actualmente en la oficina de Plaza Castilla, como se ha comprobado durante la visita, se han registrado varias muletas extraviadas, tal y como ha subrayado Gonzalo.

La pérdida de objetos han dejado historias "curiosas" en el suburbano como un viajero que se dejó un billete de avión a Alemania y que gracias al personal de Metro, que se lo llevó a la T-4 del aeropuerto de Barajas, pudo coger a tiempo su vuelo.

Otra de las historias singulares fue la protagonizada por un sacerdote que se olvidó una mochila con todos los elementos necesarios para oficiar una misa (entre ellos una estola y un breviario), que también pudo recuperar.