Metro ingresará 120 millones de euros soterrando sus cocheras en 4 barrios

La Consejería de Transportes e Infraestructuras ha diseñado un Plan Inmobiliario de Metro por el que ingresará 120 millones de euros -40 de ellos este mismo año- y regenerará el paisaje urbano de la capital al soterrar las cocheras de Cuatro Caminos, Plaza de Castilla, Ventas y Pacífico.

El portavoz del Gobierno regional, Salvador Victoria, ha explicado el contenido de este plan en la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Gobierno, y ha asegurado que supondrá nuevas infraestructuras, zonas verdes, equipamientos y dotaciones para la ciudad de Madrid.

El Plan Inmobiliario de Metro prevé la venta de varias instalaciones de la compañía y suelo de la Comunidad de Madrid cuya adjudicación se hará por subasta pública y posibilitará a esta empresa "deficitaria" obtener 120 millones de euros cuando la operación concluya a finales de 2017.

La primera actuación se centrará en Plaza de Castilla, cuyo depósito de más de 18.000 metros cuadrados -propiedad de Metro en un 70% y de la Comunidad en un 30%- se soterrará para crear espacios públicos de recreo en la superficie.

Está prevista la construcción de tres edificios -dos propiedad de Metro y el tercero de la Comunidad- que podrán albergar usos comerciales y un párking. Las obras podrían comenzar a finales de 2015 y tendrán una duración de dos años.

La parcela de Ventas ocupa más de 32.000 metros cuadrados de edificabilidad y más de 20.000 de superficie, y la actuación prevista contempla el soterramiento de las actuales cocheras y la construcción de un centro comercial, posibilidad que se está estudiando con el Ayuntamiento de la capital.

Al igual que en Plaza de Castilla, Metro prevé iniciar las construcciones en Ventas a finales de 2015 y concluirlas dos años después. Por su parte, los 62.000 metros cuadrados de edificabilidad que se localizan en Cuatro Caminos se destinarán fundamentalmente a uso residencial, incluyendo viviendas de protección pública, ha informado Victoria.

En este caso, el inicio de las obras se prevé para 2016 y el final para 2018.

Similar transformación experimentarán los 31.000 metros cuadrados de la zona de Granada-Cavanilles, en Pacífico, donde actualmente se localiza la sede central de Metro, que será llevada al espacio que ahora ocupan los talleres centrales de la compañía en el barrio de Canillejas.

El desarrollo de esta operación comenzará en 2015, concluirá a mediados de 2017 y el traslado a la nueva sede de Metro se ha fijado para principios de 2018. En total, el Plan Inmobiliario de Metro pondrá más de 95.000 metros cuadrados de superficie a disposición de los madrileños.