Metro estima el seguimiento del paro en un 34 % y los sindicatos en el 100%

Paros en el metro
Paros en el metro |Telemadrid

La segunda jornada de huelga de 24 horas en el Metro madrileño transcurre hoy sin incidencias, con el cumplimiento de los servicios mínimos y con un seguimiento del 34 por ciento, según la empresa, y entre el 98 y el 100 por ciento, según los sindicatos.

En el turno de la tarde, el paro de hoy en el Metro coincidirá con el desfile de la Cabalgata de Reyes, que transcurrirá por el eje del Paseo de la Castellana y Recoletos hacia Cibeles a partir de las 18:30 horas.

Una portavoz de Metro de Madrid ha dicho a Efe que el seguimiento de la huelga era del 34 por ciento hacia las 10:00 horas, sin incidentes y con el cumplimiento de los servicios mínimos.

En la ausencia de incidentes y el cumplimiento de los mínimos ha coincidido el portavoz de Comisiones Obreras (CCOO) en Metro, Ignacio Arribas, quien ha asegurado que el seguimiento del paro por los trabajadores es del 98 por ciento, un porcentaje "muy similar", ha dicho, al de los paros realizados en las últimas semanas por los empleados del tren metropolitano madrileño.

En el sindicato Unión General de Trabajadores (UGT), su portavoz, Teodoro Piñuela, ha dicho que el seguimiento de la huelga "en trenes" es del 100 por cien y que se respetan los servicios mínimos.

Piñuela también ha destacado que no ha habido incidencias, aparte de las "esperas largas" que deben soportar los usuarios en las líneas 6 y 12 "por el intervalo temporal tan largo entre trenes, que son menos de los habituales".

Con respecto a la primera jornada de huelga, este viernes, Metro ha informado de que tuvo un seguimiento del 46 por ciento, mientras que los sindicatos dicen que fue de casi el cien por cien.

Para esta jornada de huelga han sido establecidos unos servicios mínimos del 32 por ciento entre las 6:00 y las 17:00 horas.

A partir de esa hora y hasta las 22:00 circulará el 80 por ciento de los trenes, aunque durante el desarrollo de la Cabalgata las líneas afectadas por su recorrido (2, 4, 5 y 10) dispondrán de un 93 por ciento de los trenes.

Desde las 22.00 horas y hasta el cierre del servicio se han previsto unos servicios mínimos del 50 por ciento.

El comité de huelga de Metro (Sindicato de Conductores, CCOO, UGT, Solidaridad Obrera, Sindicato de Técnicos y Sindicato Libre) considera "abusivos" y "una provocación" estos servicios mínimos, pero se ha comprometido a cumplirlos para recurrirlos después ante la Inspección de Trabajo.

La Comunidad asegura que metro "no es sostenible"

El consejero de Transportes, Infraestructuras y Vivienda de la Comunidad de Madrid, Pablo Cavero, advirtió este sábado de que Metro "no es sostenible económicamente con los privilegios" que, en su opinión, tienen los trabajaores y los representantes sindicales.

En rueda de prensa para valorar el seguimiento de las jornadas de huelga en el suburbano madrileño, Cavero denunció que los paros no los están realizando los trabajadores, sino "los representantes sindicales que quieren mantener unos privilegios y condiciones económicas" que provocan que Metro "cueste a los ciudadanos 800 millones de euros".

En este sentido, el consejero apuntó algunos de estos "privilegios" de los que, según defiende, gozan los trabajadores de la empresa, como un incremento salarial del 20% en los últimos cuatro años o un sueldo mínimo de 23.000 euros y medio de 35.000 euros. "Que se juzgue si son privilegios o algo normal que hay que perpetuar en el tiempo", afirmó.

Además, denunció que los paros perjudican la recuperación de la economía y del empleo. En este sentido, afirmó que este conflicto en Metro "no ayuda a la salida de la crisis o a intentar mejorar el empleo".

Por último, reclamó a los trabajadores del suburbano que, "por mínima responsabilidad y seguridad", respeten los servicios mínimos del 80% establecidos para este sábado, coincidiendo con la celebración de la Cabalgata de los Reyes Magos, que provocará que en las aglomeraciones en los andenes haya muchos niños.

También instó a los huelguistas a que no saboteen el servicio para evitar que los niños queden atrapados durante mucho tiempo en los túneles de Metro.