Metro detecta más amianto en otros 4 vagones de un modelo de tren de la L1

Línea 1 de Metro de Madrid
Línea 1 de Metro de Madrid

Metro de Madrid ha detectado amianto en la pintura aislante de otros cuatro vagones del modelo de tren 2000A que prestan servicio en la línea 1.

Según una circular interna del Area de Mantenimiento remitida a los trabajadores este martes, a la que ha tenido acceso Europa Press, se ha localizado esta pintura en estos cuatro vagones de una remesa fabricada por CAF Zaragoza.

En la pìntura aislante

La pintura bituminosa con asbesto que sirve de aislante se aplicó para recubrimiento de los largueros y plantas metálicas bajo el vestidor. El documento ilustra con unas fotografías el emplazamiento de estos elementos.

"Este recubrimiento de pintura bituminosa es su estado original es no friable (no emite fibras), si bien en estado degradado se puede convertir en friable, por lo que los trabajos de mantenimiento preventivo y correctivo pueden verse afectados por la presencia del material con amianto detectado", recoge la circular.

Unidades paralizadas

Como en anteriores ocasiones, el Área de Mantenimiento expone que, conforme a la normativa actual, se suspenden todos los trabajos de mantenimiento en estos vehículos. "Cualquier actividad a realizar sobre las unidades cautelarmente paralizadas, incluidas las maniobras y movimientos, deberán ser autorizadas por el responsable de Mantenimiento", apostilla el documento.

El pasado jueves otra circular informaba de que se había detectado amianto en esta pintura aislante en 13 unidades de este modelo de trenes, que se sumaban a los 13 coches detectados el lunes de la semana pasada. También se localizó en unidades de la línea 5 y 6 de Metro.

Metro sustituyó en septiembre ocho trenes que circulaban por la línea 5 tras haber detectado amianto en la pintura que recubre algunos elementos situados en los bajos de los coches y en la cabina, donde se encuentran tapados, según explicó entonces un portavoz de la compañía.

También remarcó que el hecho de que en esa pintura hubiera un "pequeño porcentaje" de amianto no ha supuesto ningún riesgo para trabajadores ni viajeros, ya que además de no tener acceso a los elementos que recubría dicha pintura, el estado de la misma era no friable, es decir, que no emitía fibras.

Por su parte, diversos sindicatos con representación en Metro alertaron de los problemas que implicaría para la programación de trenes que se localizaran más unidades con amianto. En este sentido, advertían de la posibilidad de que se produjeran aglomeraciones en las instalaciones.

La Comunidad de Madrid anunció que comprará 60 nuevos trenes en Metro de Madrid y contratará a más conductores para atender el incremento de demanda que está experimentando Metro de Madrid.