Metro de Madrid y los sindicatos pactan un ERE voluntario para 670 empleados

Metro de Madrid
Metro de Madrid |Metro de Madrid

Metro de Madrid y los sindicatos han acordado la puesta en marcha de un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) voluntario para 670 trabajadores, al que las partes han dado el visto bueno para "lograr el reequilibrio económico" en el suburbano.

El ERE solo se llevaría a cabo, han informado fuentes de la empresa, si se acuerdan otras medidas productivas y organizativas dentro del convenio colectivo 2013-2015, actualmente en negociación.

El expediente afectaría "esencialmente" a los trabajadores que actualmente tienen más de 58 años de edad, que recibirían una indemnización mínima de 20 días de salario por año de servicio, con un máximo de doce mensualidades.

No obstante, se ofrecerá una indemnización superior a los trabajadores de más de 58 años y con más de 5 años de antigüedad en la empresa, debido a las "dificultades" de inserción laboral de este colectivo.

Como promedio, según Metro de Madrid, la indemnización equivaldrá a un 85% del salario neto de los trabajadores "aproximadamente". Las extinciones de contrato, según la propuesta acordada, se producirán progresivamente en un plazo máximo total de 6 meses.

Según las previsiones de la compañía, la puesta en marcha del ERE podría suponer una reducción de la masa salarial de Metro de Madrid en 47 millones de euros en 2014 y 2015, y más de 119 millones hasta 2020.

La Comisión técnica del convenio colectivo de Metro de Madrid, compuesta por miembros de la dirección de la empresa y representantes sindicales, ha acordado elevar el ERE a la comisión negociadora del convenio, la mesa principal de negociaciones.

Según fuentes de la empresa, el ERE es el mecanismo "más idóneo" para lograr el reequilibrio económico que el suburbano madrileño requiere para superar la situación económica deficitaria y de falta de liquidez derivada de la caída del número de viajeros.

Metro de Madrid ha indicado que estas medidas se circunscriben en un "ambicioso" plan de ahorro de gastos puesto en marcha en la empresa desde el año 2012, con motivo de un descenso de viajeros del 12 % entre 2008 y 2012 por la crisis.

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, ha celebrado esta mañana en una entrevista en Esradio el preacuerdo, que según ha avanzado ahora debe ratificar la asamblea de Metro, puesto que supondrá la "racionalización" de la plantilla y del convenio colectivo.

GONZÁLEZ CONFÍA QUE SE APRUEBE EL ERE PARA PODER MANTENER LA EMPRESA

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, ha confiado en que los trabajadores de Metro ratifiquen la propuesta de ERE voluntario alcanzada con los sindicatos para poder mantener una empresa cuyos costes de personal y pérdidas económicas la han hecho "insostenible".

En la inauguración de una biblioteca municipal en Pozuelo de Alarcón, González se ha referido así la propuesta de un ERE voluntario para 670 trabajadores que hoy ha anunciado Metro de Madrid y ha confiado en que el principio de acuerdo alcanzado por la empresa y los representantes sindicales en la mesa de negociación sea aprobado por los empleados.

El objetivo, ha explicado el presidente, es el mantenimiento económico de una empresa que cada año le cuesta a los madrileños "800 millones de euros" de subvención pública a las tarifas.

Se trata, ha continuado, de "introducir racionalidad" en Metro de Madrid en esta época de crisis económica, para lo cual se han presentado "fórmulas" destinadas a "reducir costes de la masa salarial y ajustar las plantillas a las necesidades" de la empresa.

"Nos hemos sentado con los sindicatos para plantearles la necesidad de elaborar un nuevo convenio de cara al futuro" que termine con el actual que era "difícilmente asumible" y acabar así con unas pérdidas y unos costes "que no permite nuestra economía actual", ha recalcado el presidente.

EL SINDICATO DE CONDUCTORES CONDICIONA EL "PREACUERDO" DE ERE AL NUEVO CONVENIO

El secretario de organización del Sindicato de Conductores, Julián Gómez, ha explicado hoy que el preacuerdo de ERE voluntario anunciado por Metro de Madrid "va unido" y se supedita a la aprobación del nuevo convenio en la compañía, por lo que están por ahora "en el alero".

Según ha explicado el responsable del sindicato mayoritario en Metro de Madrid, a las diez de la noche de ayer se llegó a un "preacuerdo" que incluye "bajas incentivadas" y que hoy se explicará a los trabajadores en dos asambleas generales de mañana y tarde.

Gómez ha indicado que, si como propone el preacuerdo de ERE voluntario los 670 empleados de entre 58 y 65 se acogen al mismo, esto evitaría la bajada de sueldo del 10% que había previsto la Comunidad de Madrid para los más de 7.000 trabajadores de Metro.

"Si se acogen, a los demás no nos descontarían nada", ha indicado el secretario de organización del Sindicato de Conductores. Julián Gómez ha avanzado que, como el ERE voluntario va unido al convenido, "seguramente" habría que hacer un referéndum al final de la tramitación del proceso.

UGT ASEGURA QUE EL ERE ES SOLO UNA "PROPUESTA" DE METRO Y NO UN PREACUERDO

El secretario general de UGT en Metro de Madrid, Teodoro Piñuela, ha negado la existencia de un "preacuerdo" entre los sindicatos y la dirección de Metro de Madrid para llevar adelante un ERE voluntario para 670 trabajadores y ha indicado que por ahora solo se ha comunicado una propuesta de la empresa. Piñuela ha indicado que el ERE voluntario es una "posibilidad" que contempla la empresa y que se ha trasladado a los representantes de los trabajadores.

El portavoz de UGT ha argumentado que, como los trabajadores se han negado en reiteradas ocasiones a una reducción de salario, la posibilidad de disminuir la plantilla es ahora "una posibilidad que contempla la empresa" para rebajar la cuantía de los salarios de la plantilla.

Ha recalcado que hasta que no se firme el convenio el nuevo convenio, los trabajadores no pueden más que "conocer" el ERE, puesto que "lo importante" para la plantilla, en su opinión, es cerrar los asuntos "pendientes" del convenio. Antes de que se cierre el convenio, ha resaltado, el ERE voluntario "no se va a votar".