Metro de Madrid donará material escolar básico para familias sin recursos

Metro de Madrid se ha comprometido a donar el mismo número de lotes que aporten empleados y clientes en la campaña 'Para que pinten un futuro de colores', una iniciativa que este año cumple su quinta edición y que persigue dotar de material escolar básico para el inicio de curso a familias madrileñas con escasos recursos económicos.

Así lo ha anunciado este miércoles la directora de Estrategia, Marca y Cultura Corporativa de Metro de Madrid, Adelaida Careaga, que ha visitado el punto de recogida de material escolar instalado en el intercambiador de Moncloa y que, atendido por voluntarios de Metro, estará abierto hasta mañana, día 1 de septiembre, de 10 a 20 horas.

La iniciativa, puesta en marcha por Metro de Madrid en colaboración con el Consorcio Regional de Transportes y con Cruz Roja Madrid, inició su primera fase con la venta del Sorteo del Oro de Cruz Roja en seis estaciones e intercambiadores de transportes y ha conseguido ya 1.000 lotes, gracias a la venta de boletos del Sorteo del Oro de Cruz Roja en estaciones e intercambiadores.

Dentro de esta campaña hasta el próximo 6 de septiembre se podrán hacer donaciones de distintas formas, como la compra de un lote de material escolar en la web www.tech.viking.es (referencia 7299549), por valor de 5 euros la unidad, gracias a la colaboración de la empresa Office Depot. T

También se podrán enviar mensajes de texto al número 28092 con la palabra INFANCIA o hacer donativos en la cuenta ES88-0049-1892-6729-1037-9703 a beneficio de Cruz Roja Comunidad de Madrid con el concepto MATERIAL ESCOLAR.

Asimismo, podrá adquirirse material a través del microsite creado para tal fin por Cruz Roja, al que se puede acceder a través del siguiente enlace: www.cruzroja.es/unfuturodecolores.

La aportación de los empleados, como años anteriores, se está materializando a través de una campaña interna de recogida de material en los distintos centros de trabajo y en la que colaboran, además, voluntarios difundiendo la iniciativa, recogiendo, seleccionando y empaquetando el material donado por sus compañeros.

El año pasado, lo recaudado en las distintas fases de la campaña facilitó la vuelta al cole a 2.700 niños madrileños cuyas familias cuentan con escasos recursos. Las aportaciones de material escolar realizadas por empleados y viajeros de la red de transportes de Madrid superaron las 1.800 realizadas en la anterior edición, gracias a la activación de nuevos canales de colaboración, como la venta 'on line'.